-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

Río Negro y Santa Fe, dos nuevos tests electorales antes de la gran puja por la presidencia

14 de junio de 2015

Con las PASO nacionales en el horizonte próximo, los kirchneristas en Río Negro y los macristas en Santa Fe apuestan a mostrarse ganadores en las elecciones generales de este domingo en esas provincias.

Luego del breve impasse que se abrió en el cargado calendario electoral tras las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) celebradas en Chaco a fines de mayo, este domingo cerca de 3 millones de personas están habilitadas para votar en las elecciones generales de Santa Fe y Río Negro.

Los dos distritos suscitarán la atención, por separado, de los dos espacios políticos que mejor posicionados aparecen en la carrera a la Casa Rosada. Mientras que el macrismo apuesta a lograr en Santa Fe un triunfo clave que demuestre que el PRO ha dejado de ser un partido vecinal para convertirse en una fuerza con penetración en distritos clave del interior del país, el kirchnerismo busca recuperar Río Negro tras el distanciamiento del gobernador Alberto Weretilneck del oficialismo.

En ambos distritos los sondeos de intención de voto arrojan empates técnicos que convierte en aventurado cualquier pronóstico en la previa.

En Santa Fe, donde están habilitadas para votar cerca de 2,5 millones de personas, el candidato del PRO, Miguel Del Sel, que logró imponerse en las PASO, aparece ahora segundo en las encuestas a muy poca distancia del abanderado del oficialismo provincial, Miguel Lifschitz.

El ex intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, se mostró confiado en revertir el resultado adverso que obtuvo en las PASO

Del Sel ya había protagonizado una muy elección cuatro años atrás cuando en su primera incursión como candidato quedó segundo detrás del ahora saliente gobernador Antonio Bonfatti relegando a un muy lejano tercer puesto al entonces candidato del Frente para la Victoria, Agustín Rossi.

Este domingo el kirchnerismo vuelve a correr un poco más de atrás con Omar Perotti como candidato.

La fuerte incertidumbre que arrojan los sondeos y el que no exista segunda vuelta electoral en esa provincia hace prever que los santafesinos se volcarán masivamente a las urnas el domingo para hacer valer su voto. Cabe recordar que el nivel de participación en las PASO fue más bajo que en comicios anteriores por lo que habrá que ver cómo se comportará ese gran porcentaje de ciudadanos que no concurrió a las urnas el 19 de abril pasado y que se prevé sí lo hará este domingo.

Asimismo, la fuerte polarización entre el PRO y el Frente Progresista, Cívico y Social también genera una suerte de clima de balotaje que podría ir en detrimento de los otros espacios en carrera por la gobernación.

La fuerte polarización hace prever que los santafesinos concurrirán masivamente a las urnas para hacer valer su voto

Además de Perotti, Del Sel y Lifschitz se presentarán como candidatos a la gobernación Octavio Crivaro por el Frente de Izquierda y los Trabajadores y Oscar "Cachi" Martínez en representación del devaluado Frente Renovador que lidera Sergio Massa a nivel nacional.

En tanto en Río Negro Alberto Weretilneck, que accedió a la gobernación tras la muerte de Carlos Soria, el gobernador peronista que en 2011 ganó las elecciones luego de 28 años de gobiernos radicales, intentará mantenerse al frente del Poder Ejecutivo por cuatro años más luego de su distanciamiento de la Casa Rosada.

Para ello Weretilneck dio forma a Juntos Somos Río Negro, espacio que formó con el apoyo de partidos locales y dirigentes díscolos del Frente Grande, el Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical.
Las aspiraciones de Weretilneck chocan con las del senador Miguel Ángel Pichetto que cuenta con el respaldo de la presidenta Cristina Kirchner.

Los sondeos de intención de voto muestran a Weretilneck y Pichetto cabeza a cabeza en la carrera por la gobernación de Río Negro

Los sondeos de intención de voto muestran un escenario muy polarizado entre estos dos candidatos con una leve ventaja en favor del mandatario provincial. Además de Weretilneck y Pichetto, buscarán la gobernación Magdalena Odarda (al frente de una alianza que reúne a la Coalición Cívica, un sector del Partido Socialista y una fracción de la UCR) y el dos veces gobernador provincial Horacio Massaccesi (UCR).