-

Tres de cada 10 adolescentes privados de su libertad vivió en la calle

13 de noviembre de 2018

En la Argentina hay 1300 menores de edad que viven en Centros Cerrados, pero antes de llegar a ese punto, un 14% se crió en hogares.

Una investigación de UNICEF y el Centro de Estudios de Población (CENEP) sobre la vida de los adolescentes alojados en 22 Centros Cerrados de todo el país demostró que el 28% los jóvenes privados de su libertad vivió en la calle.

Los Centros Cerrados son los institutos para los adolescentes que tienen problemas con la ley en el país. En 2015 albergaban a 1300 adolescentes de los 7200 que cumplen medidas penales.

Pero los problemas para los chicos empiezan mucho antes del encierro.

De acuerdo con la investigación, 3 de cada 10 chicos encerrados vivió en la calle, mientras que el 14% lo hizo en "hogares de niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales" porque sufrió violencia y maltrato en su casa, abandono, abuso sexual, entre otros factores.

estudio adolescentes institutos penales

El estudio en cuestión abarca los testimonios de 500 adolescentes encerrados obre sus historias familiares, su paso por la escuela, la violencia vivida o el estado de sus procesos judiciales.

Casi el 40% de los jóvenes manifestó haber sido maltratado por las "fuerzas de seguridad" antes del encierro mientras que tres de cada 10 sufrió algún tipo de violencia en la institución .

"El Sistema de Justicia Juvenil es claramente selectivo", advirtió Hernán Monath, Especialista en Protección de Derechos y Acceso a la Justicia de UNICEF, para quien "el estudio muestra que los adolescentes que ingresan a los centros de privación de la libertad son los que tienen mayor vulnerabilidad y menores recursos para enfrentar tanto los riesgos sociales como el proceso penal, y eso determina que se los encierre".

Adolescentes, Penal, Institutos

"Hay una ausencia marcada del Estado para garantizarles tempranamente derechos básicos, pero una intervención férrea a través del sistema penal y las medidas de encierro cuando se les imputa haber infringido la ley”, afirmó.

Desde UNICEF afirmaron que la privación de la libertad para los adolescentes es "una medida sancionatoria ineficaz para cumplir con los fines educativos y de reinserción social" que debe tener toda sanción especializada para ellos.

Tanto es así que alrededor de 250 chicos afirmó que no era la primera vez que son recluidos en Centros Cerrados. Para colmo, en Argentina 7 de cada 10 chicos desconoce cuánto tiempo estará encerrado.

"Esta situación genera incertidumbre, desconfianza y el incumplimiento de sus garantías procesales. Hay una enorme distancia entre los chicos y el proceso judicial, y muchas dificultades para entender lo que les ocurre", afirmaron desde el organismo.

Temas