Denunció que la violaron pero como llevaba una tanga no condenaron al atacante

14 de noviembre de 2018

Una chica de 17 años denunció a un hombre de 27, pero no sirvió de nada porque su vestuario fue interpretado como una invitación sexual.

Parecen dos cosas inconexas, pero una abogada de Cork, en Irlanda, logró explicar el ataque sexual a una chica de 17 años por parte de un hombre de 27 porque tenía puesta "una tanga de encaje".

"¿La evidencia descarta la posibilidad de que ella se sintiese atraída al acusado y que estuviese abierta a la conocer a alguien y a estar con alguien? Tienen que mirar al modo en que estaba vestida. Tenía puesta una tanga con encaje", aseguró en su discurso final la abogada del hombre, Elizabeth O'Connell.

El veredicto de inocente llegó 90 minutos después con el voto unánime del jurado de 12 personas, ocho varones y cuatro mujeres, informó al sitio The Independent.

La decisión provocó una respuesta adversa del público, con campañas en redes sociales con el lema "esto no es consentimiento" y la foto de una tanga de encaje, y escenarios similares en la calle de Cork para protestar por el fallo.

tanga de encaje.jpg
"Las tangas no pueden hablar, eso no es consentimiento", se lee en una pancarta

Durante el juicio, el hombre reconoció que la chica le pidió que se detuviera durante el acto sexual y entonces lo hizo, pero la víctima tiene otra versión de los hechos.

Temas