-

Trituradora de ilusiones, la promesa del ajuste

20 de noviembre de 2018

Durante su análisis en "Recalculando" por C5N, Julián Guarino alertó sobre los falsos debates que propone el Gobierno para justificar el ajuste.

Julián Guarino planteó en su editorial de este lunes que el Gobierno plantea “premisas que son a las claras inconducentes” para tapar el plan de ajuste y endedudamiento.

“A preguntas faltas, respuestas falsas”, indicó el conductor de Recalculando y apuntó al presidente Mauricio Macri y a funcionarios de primera línea como el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, por plantear “cuestiones que giran en el vacío”.

“Me pregunto si todo eso busca que no pensemos que el Gobierno tenía un diagnóstico errado, que tomó decisiones erradas y que la coyuntura obedece a esas decisiones que se tomaron”, cuestionó el periodista y economista, quien se interrogó si “acaso también busca que no pensemos que ha llegado al poder y lo ha ejercido para hacer lo que terminó haciendo”.

“Dujovne dijo que nunca un gobierno que aplicó un ajuste terminó su mandato. La verdad es que comete varias falacias: la primera es pensar que el ajuste es algo que se va a hacer hacia adelante, cuando se viene haciendo desde que el gobierno asumió”, apuntó.

“¿Qué pasa con las crisis? Dujovne dice que se causan por quienes se resisten al ajuste”, advirtió y respondió que “la resistencia surge cunando un gobierno equivoca sus políticas. En Argentina los gobiernos que no han terminado su mandato tuvieron responsabilidad porque tomaron decisiones que van contra los derechos básicos y entran en una espiral de endeudamiento que no se puede pagar y ahí es donde se propone un ajuste”.

Durante su análisis en C5N, Guarino consideró que “todo lo que ha dicho el Gobierno en los últimos días esconde algo que está enquistado en el discurso de los principales funcionarios: que no había alternativa. Si yo acepto esto quiere decir que las políticas y los resultados son el resultado de esas decisiones previas”.

También alertó que “se vienen tiempos políticos donde el Gobierno va a pasar de prometer utopías como a fines de 2015 a proponer distopías, la del ajuste del endeudamiento permanente”. “Los debates que se van a generar serán vacuos, esperemos que la oposición este a la altura de las circunstancias”, anticipó.

Y denunció que “se empieza a devaluar lo que son la promesas y las palabras, y si nos quedamos sin palabras entonces nos quedamos sin política”.

Embed

Temas