Roncaglia, desginado como vicepresidente por las Américas de Interpol

21 de noviembre de 2018

El jefe de la PFA remarcó que "el crimen organizado junto con el terrorismo y la ciberdelincuencia desafían el desarrollo de los países, la gobernabilidad de los estados, el respeto de las normas, la convivencia, la economía y consecuentemente la seguridad global".

El jefe de la Policía Federal Argentina, Néstor Roncaglia, fue elegido vicepresidente por las Américas para el Comité Ejecutivo, en el marco de la 87° Asamblea General de Interpol llevada a cabo en la Ciudad de Dubai, Emiratos Árabes Unidos. “Entiendo a Interpol como una organización muy seria y la ideal para combatir al crimen organizado en el mundo”, señaló Roncaglia y agregó: “Ofrezco mi experiencia para representar a los países de América ante la misma”.

Por otra parte, el jefe de la PFA remarcó que “el crimen organizado junto con el terrorismo y la ciberdelincuencia desafían el desarrollo de los países, la gobernabilidad de los estados, el respeto de las normas, la convivencia, la economía y consecuentemente la seguridad global”.

“Frente a este enemigo común para la comunidad de las naciones, nuestra 'Organización Internacional de Policía Criminal' tiene la obligación fundamental de proteger a la sociedad civil mundial”, continuó Roncaglia y añadió: “Ello sólo lo conseguiremos trabajando en equipo, de manera organizada, respetando el principio de autodeterminación de los países, entendiendo que estas redes no respetan nacionalidades ni límites geográficos y que tienen por único objetivo ganar dinero fácil e ilegal buscando imponer sus ideas a través de la violencia”.

El Comité Ejecutivo de Interpol está compuesto por 13 miembros, elegidos por la Asamblea General: el presidente de la Organización, tres vicepresidentes y nueve vocales, todos ellos de países diferentes.

Roncaglia, quien ejercerá dicho cargo durante los próximos años, fue Vocal por las Américas durante el 2017, es abogado y cuenta con una amplia experiencia en investigaciones vinculadas al narcotráfico, inteligencia criminal y delitos complejos, con especializaciones realizadas tanto en nuestro país como en el exterior. Asimismo, se destacó como docente de Conducción de Investigaciones Criminales en los cursos de promoción jerárquica de la Escuela Superior de Policía y cumplió el cargo de superintendente de Drogas Peligrosas en dicha Institución.