Un adolescente de 14 años fue asesinado mientras veía a su hermano jugar al fútbol

23 de noviembre de 2018

Los vecinos del barrio comentan que hubo una pelea entre jóvenes y en medio de un tiroteo, uno de los disparos alcanzó a Pablo Silva.

Pablo Silva estaba viendo el partido de fútbol que su hermano junto con otros compañeros había improvisado en un terreno en el barrio Itatí donde vive. Una pelea entre vecinos que siguió con un tiroteo, culminó con su vida luego de que una bala impactara en su cintura y destruyera la aorta y una vértebra.

Pablo tenía 14 años. Los vecinos que vieron la secuencia trasladaron al joven desde un auto hasta el hospital Heca pero ya no había mucho que hacer. El miércoles a la noche, los médicos confirmaron la muerte del nene

"Mi hijo fue a ver jugar a su hermano y terminó así", dijo Antonio Silva, papá del chico asesinado en barrio Itatí quien además aclaró que su hijo fue víctima inocente de una pelea ajena mientras miraba jugar al fútbol a sus hermanos.

La Unidad de Homicidios Dolosos, Miguel Moreno, solicitó una serie de medidas para dilucidar el caso, aunque no posee una pista firme sobre lo ocurrido, precisaron desde el MPA.

Embed

Sin embargo, vecinos de la zona donde ocurrió el crimen aseguraron durante esta jornada que suelen producirse tiroteos que asignan a peleas entre bandas de ese lugar del sur rosarino.

Antonio se enteró que su hijo había sido herido cuando un chico le fue a avisar a su casa, alrededor de las 21. De inmediato, se dirigió al centro de salud público más cercano a su domicilio, pero su hijo no estaba internado allí ni en el hospital de Niños de Rosario, por lo que finalmente llegó al de Emergencias y lo encontró.

"Sale el doctor para darnos el parte médico y nos comenta que tenía entrada de bala en la espalda, que le había cortado la aorta y se le había incrustado en la vértebra", explicó el padre.

El profesional le dijo que "iban a hacer lo posible, pero era muy difícil la situación" por la pérdida de sangre.

pablo-maximiliano-silva.jpg

"Nos dijo que rezáramos por él", pero finalmente murió, contó Antonio entre lágrimas.

Pablo Silva había cumplido 14 años el 5 de octubre pasado y le faltaba una semana para terminar el primer año de la secundaria en la escuela República Árabe Unida.

Temas