Quiso salvar a su madre de ser asesinada por sus perros y la mataron también a ella

23 de noviembre de 2018

Una española intentó intervenir ante el ataque pero el resultado fue desastroso: ambas recibieron mordeduras letales.

Eva González Pozas, de 40 años, llegó a la casa de su madre sólo para encontrársela al borde de la muerte por las mordidas de sus perros, dos dogos de Burdeos que seguían atacándola aún después de haberla reducido. La mujer intentó separar a los animales de su víctima, pero también fue atacada.

Pozas, de 57 años, tenía marcas de mordidas prácticamente en todo el cuerpo mientras que su hija murió por una lesión en la yugular, informó el sitio español ABC.

Los cuerpos de las mujeres fueron encontrados por sus maridos el miércoles pasado en el patio de su casa ubicada en el 578 de la calle Ibor, en Colmenar de Oreja, Comunidad de Madrid, España.

Embed

De acuerdo con los investigadores, madre e hija carecían de permisos para mantener los seis perros que tenían. Los que las atacaron son cruza de dogo de Burdeos con american staffordshire terrier.

Los animales ni siquiera tenían los chips identificatorios correpondientes, pero como la raza dogo de Burdeos no se encuentra entre las ocho consideradas peligrosas por las autoridades españolas es probable que las mujeres nunca hayan pedido la documentación correspondiente.

madre e hija.jpg
González Pozas y su madre, Luisa Pozas, murieron atacadas por sus propios perros
González Pozas y su madre, Luisa Pozas, murieron atacadas por sus propios perros

Por de pronto, el marido de Pozas, que es dueño de la casa donde ocurrió el ataque, podría ser acusado de homicidio por negligencia. Tanto él como el marido de González Pozas tienen antecedentes por riñas, lesiones y hurtos, informó el sitio ABC.

Temas