-

-

Pablo Pérez tiene un apósito en el ojo izquierdo

24 de noviembre de 2018

Pese a que los facultativos de la Conmebol comunicaron que no existe desde el "punto de vista médico no existe causal para la suspensión del encuentro", el capitán de Boca está visiblemente afectado. El juvenil Lamardo también recibió curaciones.

El capitán de Boca Pablo Pérez regresó al estadio Monumental con un apósito en el ojo izquierdo, tras ser atendido en el Sanatorio Otamendi, producto de las lesiones que sufrió durante las agresiones contra el micro de Boca en los alrededores del estadio, en la previa de la final de la historia de la Copa Libertadores.

Pablo Pérez (1).jpg

En el nosocomio porteño también asistieron al juvenil boquense Gonzalo Lamardo, a quien le colocaron un vendaje en el ojo derecho.

Pablo Pérez
Así tiene el ojo Pablo Pérez <br>
Así tiene el ojo Pablo Pérez

En tanto, desde Conmebol comunicaron que "desde el punto de vista médico no existe una causal para la suspensión del encuentro", ya que Pérez y Lamardo "refirieron lesiones en la córnea", pero estas "no pudieron ser confirmadas" por los médicos de la entidad.

Gonzalo Lamardo
Gonzalo Lamardo también resultó herido<br>
Gonzalo Lamardo también resultó herido

Sobre este punto, Darío Richarte, vicepresidente tercero de Boca, aseguró que los facultativos de Conmebol "no pudieron constatar las lesiones en el vestuario" y por eso tomaron la decisión de derivar a Pérez y Lamardo al Otamendi.

Temas