-

-

-

-

Trump y Xin Jinping comparten una histórica cena en el marco del G20

01 de diciembre de 2018

El presidente de Estados Unidos y China se encontraron en medio de la guerra comercial que divide a ambos países.

Los presidentes de Estados Unidos y China, Donald Trump y Xi Jiping, respectivamente, comenzaron hoy una cena de trabajo en Buenos Aires junto con un grupo de asesores para intentar llegar a un acuerdo que ponga fin a la guerra comercial entre las dos potencias.

Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo, intentarán hallar hoy una salida a su guerra comercial durante histórica reunión entre sus presidentes, Donald Trump, y Xi Jinping, al margen del G20 que se celebra en Buenos Aires.

Con los mercados expectantes y nerviosos, Trump presentó el encuentro como una oportunidad única para que Xi acepte sus exigencias de reforma de las prácticas comerciales chinas o, de lo contrario, sufra nuevos aranceles a productos chinos.

El mandatario estadounidense, quien ya impuso aranceles de un exorbitante 10% a importaciones de productos chinos por 250.000 millones de dólares, se mostró ayer optimista de lograr progresos luego de semanas de discrepancias y advertencias.

"Estamos trabajando muy duro. Si pudiéramos lograr un acuerdo, eso sería bueno", dijo Trump ayer a periodistas al reunirse con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en el primero de los dos días de cumbre del G20. "Creo que ellos lo quieren, y creo que a nosotros nos gustaría. Y ya veremos", agregó.

Trump desechó el tradicional libreto librecambista de su país desde su inesperado triunfo electoral de 2016, con la promesa de proteger a los olvidados trabajadores industriales y poner a "Estados Unidos Primero".

Xi se presenta como el defensor de un capitalismo global estable, una transformación impensada para el líder de un Estado comunista cuyo ingreso a la Organización Mundial del Comercio (OMC), hace dos años, desató polémica y aún es resistido por Washington.

En su intervención de ayer ante sus socios del G20, Xi dijo que las grandes economías "deberían defender el libre comercio y un sistema comercial multilateral basada en reglas", informó la agencia de noticias china Xinhua.

Sin embargo, en un guiño a Trump, el mandatario chino prometió hacer más para abrir la economía de China.

"Continuaremos profundizando las reformas de mercado, protegiendo los derechos de propiedad y de propiedad intelectual, alentando la competición justa y haciendo más para expandir las importaciones", agregó.

Trump acusa a China de robar tecnología estadounidense y le exige abrir más su mercado a los productos de Estados Unidos y poner fin a su exigencia de que las compañías extranjeras se asocien con compañías chinas para operar.

Temas