-

Chajarí: encontraron muerta a puñaladas a una mujer desaparecida desde el sábado

03 de diciembre de 2018

Marina Monjes tenía 34 años y su cuerpo fue hallado en una banquina. Había sido vista por última vez junto a su hija de 3 años, quien apareció con vida un día antes.

La muerte de Marina Soledad Monjes de 34 años conmociona a la ciudad de Chajarí, en Entre Ríos. La apuñalaron y la tiraron en una banquina de una zona conocida como Colonia Brambilla.

Mariana era buscada desde el sábado cuando salió de su casa con su hija de 3 años. Unas horas más tarde su esposo fue llamado por la Policía porque habían encontrado a la nena deambulando por las calles. La hija pudo decir que iban en un auto con otra persona, la bajaron en una esquina y le dijeron que fuera a un kiosco a comprar un chupetín. Cuando volvió, ya no estaban su mamá ni el auto.

Cuando crecía la desesperación ante la ausencia de Mariana sonó el teléfono en la comisaría local. Un vecino de la zona norte avisaba que había encontrado el cuerpo de una mujer en la banquina de una calle de ripio en cercanías a Colonia Brambilla, al norte de Chajarí.

Embed



Horas después, los uniformados confirmaron la peor noticia sobre el destino de la mujer desaparecida. El cuerpo tenía varias heridas de arma blanca en la zona torácica, en el abdomen y en el cuello. Según informó en médico forense, la data de la muerte fue de 10 horas antes del hallazgo. Es decir, poco después de que la niña fue abandonada en calles Cepeda y Urquiza.

El fiscal Gustavo Confalonieri está a cargo de la investigación, con el trabajo del personal de la Jefatura Departamental Federación.

Primero los investigadores sospecharon del marido de la víctima, de 49 años, pero luego se lo desvinculó provisoriamente. A partir de las entrevistas que se mantuvieron con personas del entorno de Monje comenzaron a apuntar a un hombre que sería allegado o mantendría un vínculo con la mujer, quien no es de Chajarí y la Policía intentaba localizarlo. En este sentido, se descartaba, en principio, un robo como móvil del crimen. Es decir, se apunta a que se trató de un femicidio.

Además, estaría confirmado que el lugar donde ocurrió el asesinato no fue el sitio en el que la víctima fue encontrada. Se están revisando cámaras de vigilancia de la zona para poder identificar al auto en el que iba la mujer, así como a quien lo conducía, el principal sospechoso del crimen.

Temas