El Código Contravencional porteño penará la difusión de imágenes íntimas y la suplantación de identidad

13 de diciembre de 2018

Se trata de cambios sin precedentes en legislaciones argentinas que se aprobaron este jueves.

La difusión de imágenes íntimas, el hostigamiento digital y la suplantación de identidad a través de medios electrónicos estarán penados con multas y arrestos por las modificaciones que se hicieron este jueves en el Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires.

Trabajo Redes Sociales.jpg

Difusión de imágenes íntimas:

Habrá multas y se podrán imponer penas de cinco a 15 días de trabajo de utilidad pública o con 3 a 10 días de arresto.

"El consentimiento de la víctima para la difusión, siendo menor de 18 años, no será considerado válido"

Recaerá sobre "quien difunda, publique, distribuya, facilite, ceda o entregue a terceros imágenes de carácter íntimo sin el consentimiento de la persona y a través de cualquier tipo de comunicación electrónica".

"Tampoco podrá alegarse el consentimiento de la víctima en la generación del contenido"

"El consentimiento de la víctima para la difusión, siendo menor de 18 años, no será considerado válido. Tampoco podrá alegarse el consentimiento de la víctima en la generación del contenido como defensa a la realización de la presente conducta", señala el artículo sancionado.

A quien intimide a otro mediante el uso de cualquier medio digital:

Siempre que el hecho no constituya delito, podría sufrir de uno a cinco días de arresto. Sin embargo, las sanciones se elevan al doble cuando la víctima fuera menor de 18 años, mayor de 70 años, o con discapacidad, o cuando se realice por la acción conjunta de dos o más personas.

Identidad Digital de las Personas:

Se tipifica la suplantación digital de la identidad cómo la utilización de la imagen o datos filiatorios de una persona mediante la utilización de cualquier tipo de comunicación electrónica sin mediar consentimiento de la víctima.

Respecto de la iniciativa, el abogado especialista en cibercrimen Daniel Monastersky comentó que existen algunos proyectos legislativos similares a nivel nacional, pero solo unos llegan a ser debatidos y, por ello, "estas son buenas herramientas para avanzar en casos de ciberbullying o de acoso".

Temas