-

-

Tras el escándalo la línea 723 podrá ingresar a Nordelta

13 de diciembre de 2018

Por pedido de un grupo de vecinos se había impedido a las trabajadoras de casas particulares tomar el mismo servicio de combis privadas que ellos usaban. Adujeron que "tienen mal olor y hablan mucho".

El Concejo Deliberante de Tigre aprobó este jueves por unanimidad el proyecto de ordenanza presentado por el intendente Julio Zamora para que el colectivo 723 pueda ingresar a Nordelta.

La decisión se adoptó luego de la denuncia de discriminación que efectuaran varias trabajadoras de casas particulares a las que se les impidió viajar en el transporte interno por pedido de varios vecinos que no querían compartir el micro con ellas.

micro_nordelta_discriminaci_n.mp4

Durante la sesión un grupo de vecinos de Nordelta abandonó ofuscado el recinto por el resultado de la votación al grito de "traidores".

A pesar de la aprobación de la ordenanza el colectivo no podrá ingresar inmediatamente al mega emprendimiento inmobiliario, como estaba previsto, dado que al proyecto original se agregaron dos artículos que establecen un plazo de 60 días -que podrá extenderse por 30 más- para que se adopten "las medidas necesarias tendientes a la efectivización del servicio descrito en la siguiente ordenanza".

Mientras dure ese plazo, los trabajadores de Nordelta continuarán viajando en el servicio de combis privadas MaryGo, que el mes pasado fue denunciado por no querer llevar a las trabajadores de casas particulares debido al pedido de un grupo de vecinos que no quiere compartir sus asientos con ellas porque "tienen mal olor y hablan mucho".

Una parte de los vecinos de Nordelta se opone al ingreso de la línea 723 por considerar esta medida el "fin de la paz y la tranquilidad" en los barrios.

Temas