Prohibieron a los trapitos y limpiavidrios en la Ciudad

14 de diciembre de 2018

Se trata de una modificación al Código Contravencional en la que se destacan imposiciones de multas y penas a quienes prestan servicio de estacionamiento en la vía pública.

Este jueves la Legislatura porteña aprobó la modificación del Código Contravencional y prohibió la actividad de los trapitos y limpiavidrios.

Así lo decidieron 39 diputados que votaron a favor, contra 20 en contra.

La intención de impedir la actividad fue presentada por el bloque oficialista en seis oportunidades desde diciembre del 2007, cuando el entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, asumió su primer mandato, pero nunca logró su aprobación ante la negativa del arco opositor a acompañar la medida.

limpiavidrios.jpg

El proyecto de ley que se votó sanciona a quien "ofrece o presta de manera directa o indirecta, servicios de estacionamiento, cuidado de coches o limpieza de vidrios" con penas de uno a cinco días de trabajo de utilidad pública o multa de 150 a 1.500 unidades fijas, teniendo cada una de estas el valor de medio litro de combustible de alto octanaje.

El proyecto prevé además que cuando la conducta "esté basada en la desigualdad de género", la multa se eleve al doble y cuando exista "organización previa, la sanción para los partícipes es de cinco a quince días de arresto y se eleva al cuádruple para los jefes o coordinadores".

En caso de tratarse de un estadio y probarse la participación directa o indirecta de personas vinculadas al club, institución u organizador, se sanciona a la entidad con multa de 5.000 a 10.000 unidades fijas y clausura de sus instalaciones. Se trata de una modificación del Código Contravencional que no es revisado de fondo desde el 2004.

Temas