-

-

Marino negó haber abusado de una empleada del Congreso, pero renunciará a sus fueros para ser investigado

14 de diciembre de 2018

El senador fue acusado por una mujer de 52 años que trabajó con él hasta hace tres meses.

El senador radical Juan Carlos Marino negó este viernes la denuncia por abuso sexual que formuló en su contra una empleada del Congreso que trabajó con él hasta hace tres meses.

Claudia Guebel, de 52 años, denunció ante la Justicia que Marino le tocó los senos en marzo de 2018, cuando estaban solos en el despacho del legislador, y que él le solía enviar "videos de índole sexual".

Además, Guebel compartió capturas de los chats de Whatsapp en los que Marino la apremiaba.

juan carlos marino mensajes whatsapp infografia

El senador aún no se expresó públicamente sobre el caso, pero el presidente provisional del Congreso, Federico Pinedo, afirmó que habló con él y que le negó la acusación.

Por lo pronto Marino renunciará a sus fueros para que se realice una investigación al respecto.

Guebel, por su parte, ratificó este viernes la acusación que presentó el miércoles ante el fiscal Carlos Stornelli. La mujer afirmó que fue la denuncia de la actriz Thelma Fardin contra el actor Juan Darthés la impulsó a iniciar acciones legales.

"Sentí mucho asco", declaró la mujer tras la presentación del escrito judicial. "Me removió todo ver a las actrices; y eso no es sólo en el ámbito de la cultura o las artes: se da también y primordialmente en el ámbito de la política, donde se juegan las relaciones de dominio y poder por excelencia", expresó en declaraciones radiales.

Guebel denunció por el mismo delito al jefe de despacho de Marino, identificado como Pedro Fiorda, y a otro empleado, de apellido Amarilla, con el que se desempeñó hace más de un año en la Cámara de Diputados y que ahora trabaja con el diputado Alfredo Olmedo.

Pinedo aseguró que "hay un apoyo y un sostén total" de las autoridades del Senado para que se "castigue" este tipo de hechos pero advirtió que, si bien no se iba a hacer "una defensa corporativa", tampoco se iba a permitir "un linchamiento" antes de que la Justicia se pronuncie.

El vicepresidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Federico Storani, adelantó que le pedirán explicaciones a Marino para que dé su versión de los hechos y después dejarán "actuar a la Justicia" para no caer en un "prejuzgamiento".

La denunciante consiguió el traslado a otra dependencia del Senado después de contarle lo ocurrido al titular del Inadi, Claudio Presman, de quien dijo ser amiga personal.

El caso quedó a cargo del juez federal Ariel Lijo y del fiscal Federico Delgado, quienes deberán tomar las declaraciones de Marino y Guebel en los próximos días.