¿Vale la pena? La mitad de los usuarios argentinos entrega sus datos personales a cambio de descuentos online

18 de diciembre de 2018

La seguridad y la privacidad no son tan importantes como una buena oferta, al menos para los más jóvenes, a menudo considerados nativos digitales.

¿Qué harías con tal de tener un descuento importante en una compra por internet? De acuerdo a un estudio reciente, el 44% de los usuarios argentinos está dispuesto a entregar su información privada a completos desconocidos para conseguir rebajas en servicios y productos.

La edad podría ser un indicador de cuán abierto va a estar un cliente: los jóvenes de entre 18 y 24 años son los menos preocupados por su seguridad online, evidentemente, ya que el 44% está dispuesto a dar datos personales.

Sólo el 39% del segmento de 25 a 34 años tiene el mismo comportamiento y para cuando el usuario tiene entre 35 y 50 hay apenas un 33% dispuesto a publicar sus datos personales, de acuerdo al estudio de la firma de seguridad informática Kaspersky Lab.

Pero también podría ser una cuestión de fin de año: con las fiestas cada vez más cerca, más de uno quiere hacer regalos sin hipotecar la casa y por eso prefiere dar el número de teléfono, la cuenta de Facebook o el mail en plataformas de correo electrónico para tener un descuento.

El problema principal es que las personas se exponen a ser "víctimas de usurpación de identidad, hackeo de correo electrónico o de redes sociales" y "robos de dinero de cuentas bancarias", advirtió Dmitry Bestuzhev, director del Equipo Global de Investigación y Análisis de Kaspersky Lab en América Latina.

"Esa información, por lo general, se vende a terceros para publicidad dirigida", sostuvo Betsuzhev. "Al inscribirnos en estos descuentos también estamos otorgando ciertos permisos para el uso de la información que entregamos y que muchos usuarios no leen", convino.

De hecho, los usuarios argentinos fueron superados sólo por los de Chile, donde el 47% cambia datos personales por descuentos, y por Colombia, donde el 45% hace lo mismo. Los compradores en México son los más precavidos: apenas el 24% entra en el juego de entregar su información privada.

Temas