-

Paciencia: pronosticaron calor y lluvia para los próximos siete días

20 de diciembre de 2018

No habrá paraguas que aguante esta semana ni la que viene. Este viernes arranca el verano.

Si el diluvio de este jueves dejó bajo agua grandes porciones de la Ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense, en los próximos siete días se vienen desafíos similares en las áreas urbanas y rurales con jornadas de calor y precipitaciones de variada intensidad.

El pronóstico se desprende de un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires que prevé siete días de calor y lluvia seguidos de un marcado descenso térmico en esa área agrícola del país.

La perspectiva agroclimática de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires que en el comienzo del ciclo soplarán los vientos del norte, lo que mantendrá el tiempo húmedo, cálido y nublado en la mayor parte del área agrícola.

Estos vientos darán las "condiciones predisponentes para la ocurrencia de precipitaciones y tormentas", indicó el autor del informe, el especialista en agro-clima Eduardo Sierra.

Luego se producirá el paso de un frente de Pampero que provocará precipitaciones moderadas a abundantes sobre el noroeste, el extremo norte, el nordeste y el sudeste del área agrícola, mientras que el centro-norte y el sudoeste experimentarán valores escasos.

"Junto con el frente, los vientos soplarán del sector sudoeste, dando inicio a un descenso de la temperatura en la mayor parte del área agrícola, que se prolongará durante varios días acentuándose gradualmente", advirtió Sierra.

Temas