-

-

Rescataron a una argentina que estuvo 31 años secuestrada en Bolivia

25 de diciembre de 2018

Fue víctima de una red de trata de personas cuando era adolescente, pero el lunes festejó Navidad con su hijo y su familia en Argentina.

Una mujer de 45 años fue rescatada el sábado pasado tras pasar más de tres décadas secuestrada en Bolivia como víctima del delito de trata de personas. Ya regresó con su hijo de 9 a su hogar familiar en Mar del Plata.

La mujer había viajado a Bolivia por decisión propia en 1987, cuando tenía 13 años, engañada por el novio de su hermana mayor, un ciudadano boliviano de por entonces 50 años que fue identificado en la causa judicial como "AC".

AC y la hermana de la mujer tenían un bebé de unos pocos meses. El hombre le dijo a las chicas que conseguirían trabajo en Bolivia, pero al llegar a ese país fueron secuestradas y explotadas sexualmente en un prostíbulo.

Tres meses después la hermana mayor de la mujer se separó de AC y volvió a la Argentina, pero sin su hijo porque el hombre no se lo entregó. La menor quedó atrapada en el prostíbulo.

La familia de las chicas denunció el secuestro y mantuvo la búsqueda viva durante años hasta que el 18 de julio de 2014 llegó a la procuraduría de Trata y Explotación de Personas, desde donde se libró un oficio a Interpol de Argentina para que sus pares bolivianos hicieran una investigación.

Pero fue recién entre octubre y noviembre de 2018 confirmaron que la mujer buscada trabajaba en un puesto de comida al paso en el Mercado Central de Bermejo. En diciembre lograron contactarse con ella, quien les dijo que su empleadora le retenía los documentos por lo que no podía viajar a la Argentina con su hijo.

Los investigadores descubrieron que la mujer y el chico dormían en un garage al fondo del mercado cuyas puertas estaban cerradas con dos candados desde el exterior.

Madre e hijo "estaban por debajo del peso básico que debían poseer", con hasta 20 kilos menos en el caso de la mujer, informaron las autoridades. La policía recuperó los documentos de ambos para que pudieran viajar a la Argentina.

El rescate se produjo tras un trabajo en conjunto de la Gendarmería Nacional y la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) de la Policía Nacional de Bolivia, Unidad Bermejo.

Temas