"Ustedes saben que no pueden entrar": un boliche de La Plata le prohibió la entrada a dos mujeres trans

Por: Bárbara García Crespo
26 de diciembre de 2018

Fue en el local bailable La Casona. Una de las víctimas es Claudia Vasquez Haro, presidenta del colectivo Otrans. "No vamos a tolerar que nos sigan tratando como ciudadanas de segunda", denunció.

Claudia y Ariana quisieron ir a bailar a un conocido boliche de la Plata durante la madrugada de Navidad. Hicieron la fila correspondiente y vieron cómo todos ingresaron, pero cuando llegó su turno dos patovicas de la puerta las frenaron: “¿Ustedes están en la lista?”, les preguntaron. A ninguna otra persona que ingresó antes que ellas les habían hecho la misma pregunta. “Si no están en la lista no pueden pasar”, les volvieron a decir.

Claudia Vasquez Haro y Ariana Linares Araujo entendieron que estaban siendo discriminadas por ser trans. Todo ocurrió en la puerta del boliche La Casona de La Plata ubicada en 11 y 44.

discriminacion trans la casona.mp4

“Les dije que podíamos pagar la entrada que a nadie le habían hecho esa pregunta y ahí me dijeron la verdad:`Ustedes saben que no pueden entrar`”, contó Claudia Vasquez Haro a minutouno.com. Claudia es referente del colectivo LGTBI y presidenta de Otrans Argentina. “Les dije que ibamos a hacerles una denuncia y no les importó por eso decidimos subir el video donde se ve cómo estamos siendo discriminadas y hoy estamos por hacer la denuncia al INADI”, explicó la activista.

“Siento que es un retroceso de todo lo que hemos logrado. Yo me cansé de denunciar boliches discriminatorios en el 2000. Pero con la ley de identidad de género eso había empezado a cambiar. No vamos a tolerar que nos vuelvan a tratar como ciudadanas de segunda”, repudió Claudia.

claudia vasquez haro

La mujer contó que quienes trabajaban en la seguridad le contestaron que el boliche se reservaba el derecho de admisión. “Eso no está permitido en el municipio porque viola tratados internacionales sobre los derechos de todas las personas”, explicó. No es la primera vez que el boliche restringe el acceso. Tras la publicación que hizo el colectivo en su Facebook, comenzaron a recibir cientos de comentarios sobre personas a las que tampoco las dejaban entrar por ser gays o por llevar ropa “inadecuada”.

“Vamos a ir hasta las últimas consecuencias. No nos vamos a cansar de denunciar y luchar por nuestros derechos”, agregó.

Temas