Julio Piumato sigue encadenado en la comisaría: "Si no la liberan vamos a movilizar a la fiscalía"

27 de diciembre de 2018

El titular de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación pasó la noche en las escaleras de una sede policial ubicada en Flores.

Julio Piumato continúa encadenado en la puerta de la comisaría 43 de la Ciudad. Lo hizo para exigir la liberación de una empleada judicial detenida tras un incidente en la calle que protagonizó con una automovilista, a la que agredió según las actuaciones policiales.

De acuerdo a fuentes de la investigación, Vanesa Maida Bertelegni, de 43 años, quedó imputada por "daños" contra un mujer de 66 años a la que habría agredido. Según trascendió, la detenida le pegó una trompada al parante trasero del lado del acompañante de un auto Nissan, con el que había chocado en las calles Fernández de Enciso y Asunción.

Julio Piumato se encadenó a una comisaría


Tras la detención en la comisaría 43 del barrio porteño de Nuñez, Piumato fue hasta allí y se sentó en la puerta. Minutos después se encadenó para exigir la liberación de Bertelegni.

El Secretario general de Judiciales pasó la noche así. "Tomé la decisión de encadenarme acá para darle visibilidad a esto", dijo en diálogo con C5N.

Piumato señaló que detención de la sindicalista "es una verdadera violación de los derechos humanos y un abuso de la autoridad".

"Es un disparate que esté detenida. Ni 15 minutos tendría que estar detenida. He hablado con jueces, fiscales y miembros de la policía y nadie entiende cómo está presa. Es una flagrante violación de los derechos humanos", agregó Piumato. Además advirtió que "si no la liberan vamos a movilizar a la fiscalía".

El dirigente criticó al fiscal Maragliano, a cargo de la causa y aseguró que "una vez que la liberen esto va a seguir porque no podemos permitir que se sigan violentando los derechos humanos por parte de personas como este señor (por el fiscal) ".

Temas