Escapaba de su agresor y terminó cayendo desde un tercer piso en Río Cuarto

27 de diciembre de 2018

La joven está internada en terapia intensiva y necesita de prótesis para volver a caminar. El hombre quedó detenido, acusado de lesiones graves y amenazas.

"Esta vez, te voy a matar”, habrían sido las palabras que escuchó Agostina Camaño, una joven de 18 años, antes de caer desde el balcón del tercer piso de un edificio en medio de una discusión con su pareja.

El episodio se produjo el domingo pasado en un edifico de Moreno al 600 en la ciudad de Río Cuarto, luego de que la joven y su pareja concurrieran a un casamiento donde iniciaron una discusión.

Embed

“En el departamento la discusión sigue. Él la empieza a golpear, a decir que se encierre porque la iba a matar, ella dice que él le pegó una piña, se le llenó todo de sangre. Y ella dice que no vio más nada y salió corriendo al dormitorio. Ella estaba huyendo de él porque le decía que la iba a matar”, relató Andrea, tía de Agostina, a El Doce.

Joven cayó de un edificio
El edificio donde se produjo el episodio. Foto: Puntal
El edificio donde se produjo el episodio. Foto: Puntal

Y, agregó: “Ella encerrada en la habitación, ensangrentada, busca escapar por la ventana. Queda colgada, trata de llegar al segundo piso y pedir ayuda. Queda colgada, trata de volver a subir porque no llegaba, pero se le fueron las fuerzas y se cayó al primer piso”.

Agostina cayó al primer piso de pie, golpeó los talones contra el suelo y fue asistida por vecinos y un servicio de emergencias. “Va a necesitar prótesis para sus talones, para su vértebra”, señaló. Permanece internada en una clínica de Río Cuarto, en cuidados intermedios.

En tanto, el novio de la joven fue detenido por lesiones graves con amenazas.

Andrea relató que la relación entre su sobrina y Pérez se inició en el colegio secundario, cuando la joven estudiante tenía 16 años. En tanto, el hombre era su profesor.

“Mi cuñada hizo quejas, como es una persona influyente en Cabrera, Río Cuarto, es abogado del colegio, entonces cuando ella presentó las quejas le dijeron: 'Sí, mamá, vamos a estar con vos, te vamos a ayudar'. La directora le dijo eso y después no pasó nada”, se quejó.

“Ellos tuvieron una relación, hoy Agostina nos cuenta que esto fue empeorando, primero empezó con violencia psicológica, después empezaron los golpes”, agregó la tía de la joven que se encuentra internada en una clínica de Río Cuarto.

Temas