-

Una de cada cinco mascotas perdidas durante las fiestas es por la pirotecnia

28 de diciembre de 2018

Es por los mecanismos que activan ante los estallidos. Recomendaciones para evitar inconvenientes.

Por el estruendo causado por los fuegos artificiales durante las fiestas, en las mascotas se activan mecanismos de huida y defensa y sufren estrés acústico que puede desencadenar una infinidad de otros síntomas.

De acuerdo al Instituto de Biodiversidad Agraria y de Desarrollo Rural de la Universidad de Lugo, dicho estrés acústico se produce en perros y gatos debido a que, a diferencia de los humanos, son capaces de percibir ultrasonidos.

La explosión de un petardo alcanza los 150 decibeles mientras que el disparo de un arma de fuego no supera los 140 y los aviones jets los 100 decibeles, teniendo en cuenta que el sonido se percibe a una corta distancia.

En este sentido, los fuegos artificiales al ser percibidos por las mascotas pueden producirles: heridas múltiples, traumatismos, fobias a los estruendos y extravíos. Según la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals, el 20% de los perros perdidos durante estas fechas son a causa de la pirotecnia.

Según publica ámbito.com, para evitar inconvenientes a las mascotas hay que darles un lugar seguro y cómodo. Proveerle su colchón para dormir, dejarlos en un ambiente pequeño y dejarles una prenda del propietario para que se sienta acompañado.

También recomiendan aislar acústicamente el lugar del animal. Cerrar puertas y ventanas y colocarle tapones de algodón en los oídos

Es importante que las mascotas lleven un collar con los datos de contacto y no sedarlos sin prescripción médica.

Temas