Amor en medio del dolor: amamantó a un bebé después de que su madre muriera electrocutada

04 de enero de 2019

La sargento Micaela Mongiano desabrochó su uniforme al escuchar el llanto desconsolado de la criatura. Hace pocos meses fue madre.

Una oficial de la policía bonaerense amamantó a una bebé después de que su madre muriera producto de una descarga eléctrica. El hecho ocurrió el jueves último por la noche en la ciudad bonaerense de Saladillo.

La víctima era mamá de un bebé que en medio de la tragedia lloraba sin parar. Advertida, la sargento Micaela Mongiano amamantó al bebé con su propio pecho y calmó su llanto.

"Hace poco tiempo la sargento fue mamá y su instinto maternal la llevó a hacer lo que hizo", comentó el comisario local al sitio LaNoticia1.com.

Micaela desabrochó su uniforme, alzó a la criatura y le dio su pecho. El bebé cambió un desesperado llanto por una tierna sonrisa y pocos minutos después, se quedó en silencio sobre los brazos de la sargento.

Las impactantes imágenes del operativo fueron publicadas por el portal Saladillo Diario y no tardaron en viralizarse en las redes sociales.

Micaela hace 7 años trabaja en la policía de la Provincia de Buenos Aires y es la primera vez que le toca vivir una situación así.

La víctima tenía 24 años y murió electrocutada al intentar enchufar un secarropas cuando el piso aún se encontraba mojado a raíz de las últimas lluvias. Tanto el bebé de tres meses como sus otros tres hermanitos quedaron al cuidado del padre.

Temas