-

-

Se jubiló hace seis meses y paga el doble de remedios: "Este gobierno no tiene dignidad"

13 de enero de 2019

Fue enfermera durante 37 años y si bien se arregla "por ahora" con lo gastos reconoce que tuvo que hacer muchos recortes. "Espero que les quede poco tiempo", dice Yolanda sobre el gobierno de Mauricio Macri.

Miles de bebés prematuros pasaron por sus manos. En muchos casos, pudo salvar vidas. En otros tantos, debió poner el hombro para consolar a papás y mamás ante la pérdida irreparable. Yolanda Kaukian fue enfermera de neonatolgía durante 37 años y se jubiló hace seis meses. Si bien complementa con la pensión que cobra por su marido fallecido y no alquila “por suerte”, reconoce, que tuvo que hacer varios recortes en sus gastos.

“Espero que les quede poco tiempo y que cuando el pueblo vote, lo haga con conciencia. Esto no va más ya lo vimos con los docentes, con las pymes, con nuestros abuelos”, le dice a minutouno.com. “Llegamos, por ahora”, aclara cuando se le pregunta si se arregla con sus gastos del mes pero revela que ya tuvo problemas con los medicamentos.

“Tuve vértigo y tomo dos remedios por eso. En abril los pagaba 700, este mes los pagué 1.400, y eso que es una medicación liviana”, advierte. Es por eso que tuvo que rever sus cuentas.

Bajamos el teléfono de línea, no vamos más seguido a la peluquería, ciertos detalles. El zapato lo mandamos al zapatero. Salidas, no. Ya no salimos mas nos encontramos con amigas en casa y tomamos mate, por ahí salimos a caminar, eso de que íbamos al teatro y al cine, por ahora no”, detalla.

La Navidad, confiesa, también sufrió el ajuste. “No es 'la' fiesta. Es lo mínimo indispensable, que cada uno traiga algo”, explica y agrega que sí recibieron regalo el “nieto, sobrinos y sobrinos nietos, algún detalle todos ligamos”.

Cuenta que sus dos hijos “tienen trabajo, a Dios gracias”, pero cobran “un sueldo que ni si quiera llega a la canasta familiar” y agrega que “no salen a buscar otra cosa porque no hay”.

Cuando le preguntan a quién votó en 2015 ríe y dice que “el voto es secreto”. Luego dice que a los gobernantes les reclama “dignidad y respecto”, que son “dos características que no existen más”.

Cuando tenés dignidad, sabes reconocer el error y decir: 'hay que cambiar de rumbo'. Y lo cambiás porque te diste cuenta de que te equivocaste”, indica y por eso asegura que "este gobierno no tiene dignidad". Entonces sentencia: "Perdieron la dignidad y el respeto. El país no estaría como está".

Temas