-

-

-

-

-

-

Aldo invierte, exporta, pero los números no le cierran: las críticas de un industrial a la reforma laboral del Gobierno

Por: Federico Luzzani
14 de enero de 2019

Taller Baigorria produce elementos de sujeción desde el '58. Su dueño dice que la situación actual es peor que en 2001 y lanza una batería de reclamos para la economía interna.

Mientras desde el Gobierno hablan de competitividad, Aldo Lo Russo exporta a 14 países. Sus problemas, serios, son con el mercado interno. Por eso es muy vehemente contra el Gobierno para defender a las pymes, rechaza la reforma laboral que plantean porque “no es una salida para el futuro”. Defiende el consumo y advierte: “Ni en 2001 sufrí una caída de ventas como ahora”.

industria pyme
Taller industrial - Crédito: tallerbaigorria.com
Taller industrial - Crédito: tallerbaigorria.com

Taller Baigorria tiene 30 empleados y produce “bulones y espárragos, elementos de sujeción para uso industrial y el agro” desde 1958, cuando la fundó el padre de Aldo. Invirtió en un software más la capacitación en el extranjero para dos de sus trabajadores, compró maquinarias para producir, con lo que redujo sus costos a la mitad. Así y todo, los números están complicados.

Cuenta que en 2001 tuvo una caída de 21%, con ocho empleados, y ahora de 65%, con 30. “Una rareza que tiene mi producto es que exporto a 14 países, produzco un artículo de nicho de mercado por lo que la competencia la tengo controlada, pero se me cayó el mercado”, explica a minutouno.com.

“No es un problema de las empresas que cerraron, no digo que yo vaya a cerrar pero mi producción está en riesgo”, denuncia.

“Una de las formas que tenés de reactivar es la baja en la tasa de interés. Si se supone que tenemos el mercado cambiario calmado es irracional que esté en el 80%”, argumenta y agrega que “también es irracional que la tasa al consumo en programas como Ahora 12 este en 70% en algunos productos”.

Además recuerda que “una regla muy básica de la economía es empezar a incrementar la ayuda a los sectores más postergados, como los jubilados”. En ese sentido, indica: “Y no es que el Gobierno no tiene plata, porque paga la deuda externa con lo que tiene”.

Si el bono de fin de año se lo dabas a los jubilados, no solo solos privados, que nos costó mucho, el efecto dinamizador hubiese sido mayor que si solo lo pagaban los privados”, expresa. También reclamó que se administre el comercio exterior: “Nuestra industria no es capaz de proveer el 100% de los productos que se usan en el país”.

También pide “racionalizar el uso de los servicios públicos: hoy a un empleado mío se le va el 40% de lo que gana”. Entonces, agrega: “Por eso yo no hago hincapié en el tema de los costos salariales, hay muchas cosas previas para discutir”.

No obstante indica que “hay que actualizar los convenios colectivos de trabajo, la realidad industrial de la metalmecánica no puede ser con los convenios del '75 pero. Eso no significa rebajar la modalidad de contrataciones ni los salarios ni poner en duda el sistema previsional del que todos vamos a ser parte”.

Al respecto argumenta: "Yo vendo en Alemania y el asalariado, con 8 horas de trabajo les alcanza para vivir dignamente". En ese sentido, afirma que “la reforma laboral como la plantea el Gobierno no es una salida para el futuro".

Temas