Afirman que la cepa de hantavirus registrada en Salta no tiene que ver con la de Chubut

15 de enero de 2019

Un hombre de 28 años murió la semana pasada en el norte argentino, pero no se trata de una pandemia sino de casos separados.

La undécima víctima fatal del hantavirus fue un hombre de 28 años que murió el 7 de enero pasado en el Hospital de Tartagal, Salta, pero las autoridades sanitarias de esa provincia aclararon que el paciente falleció por una cepa distinta a la que tiene en vilo a Chubut.

"A diferencia con lo que ocurre en el sur, en Salta no hemos tenido nunca la circulación de la cepa 'Andes', sino que siempre se trata de las cepas 'Bermejo' y 'Orán'", informó Paula Herrera, jefa de la Sala de Situación del Ministerio de Salud salteño.

La característica principal de las cepas Orán y Bermejo, que se registran en Salta y Jujuy, es que "el contagio no se produce persona a persona, sino solamente a través del contacto con las secreciones del roedor" en caso de que porte el virus, aclaró Herrera.

El caso, por lo tanto, es independiente del brote registrado en las últimas semanas en la zona de Epuyén, Chubut, donde ya murieron 10 personas y el virus puede contagiarse entre personas y no sólo por estar en contacto con heces u orina de un ratón colilargo infectado.

"El año pasado nos notificaron 38 casos positivos en diferentes localidades y siete muertos, y en lo que va del 2019 se notificó hasta ahora un solo caso de hantavirus", indicó Herrera sobre la situación sanitaria de la provincia.

Un varón de 19 años de la localidad de Coronel Cornejo fue internado como "segundo caso sospechoso" de hantavirus por "presentar todos los síntomas y haber estado cazando en la misma zona" donde se contagió el hombre de 28 que murió en Tartagal.

Temas