"Es nuestra hija", el drama de una beba tironeada entre los padres adoptivos y la Justicia

16 de enero de 2019

Una pareja de médicos de Eldorado recibió en guarda a una pequeña hija de una mujer con problemas psiquiátricos pero ahora se la quitaron y comenzó una batalla legal.

Evelyn Spengler y Sebastián Mortcheff son una pareja de médicos que trabajan en el SAMIC de Eldorado, Misiones. Buscan adoptar a una beba que les dieron en guarda desde hace un año pero la Justicia decidió devolvérsela a su mamá biológica, quien sufre problemas de salud mental y por eso no las pudo criarla desde que nació.

Hace poco la jueza Lorena Toledo dictó la tenencia definitiva, pero la resolución fue apelada y la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Familia falló que la pequeña de un año y ocho meses debe ser restituida a su madre biológica.

“Nace una bebé por parto domiciliario, es decir, en una casa, se interna en el hospital para cuidados, tenía un kilo y medio. Cuando mejora, la mandan a un hogar convivencial porque la madre no podía hacerse cargo ya que tenía problemas psiquiátricos”, reveló Mortcheff a una radio local.

“Nos llaman desde el Juzgado de Familia para ver si nos podíamos hacer cargo de la criatura porque había una epidemia de gripe y la nena tenía bronquiolitis”, agregó y contó que inicialmente se la habían dado en guarda por un mes, pero el plazo se extendió ampliamente.

Conocimos a la madre biológica e hicimos un escrito con nuestra abogada para que madre e hija sigan con el vínculo. Empezamos con la visita a la madre, que estaba en un hogar. La señora tiene momentos de lucidez y momentos de crisis”, detalló.

Tras un intento fallido de vincular a la madre biológica con la hija, a finales de mayo les dieron la guarda provisoria, faltaba que la Justicia les otorgue la guarda con fines de adopción.

Pero el 18 de diciembre un fallo de la Cámara de Apelaciones removió la decisión de primera instancia. "Nos suspenden a nosotros como guardadores, buscan otra familia sustituta y buscan la revinculación familiar”, lamentó.

“Justamente antes de los 3 años hay que evitar los cambios bruscos”, explicó y reconoció: “No tenemos problema de volver a intentar la revinculación con la madre, pero no queremos que nos saquen a la nena. Es nuestra hija”.

“Se les encomendó por la Justicia una labor solidaria y altruista por la que debían cuidar de la niña por un mes por su calidad de médicos y propiciar el vínculo con la madre biológica, pero luego adoptaron una conducta poco colaborativa y hasta obstruccionista invocando que querían adoptar a la bebé”, contra argumentó una fuente judicial misionera.

“Ingresaron a la causa como colaboradores y pretenden obtener la adopción no respetando el procedimiento ni la ley. Esta bebé no está en condiciones aún de analizar la adoptabilidad porque existen medidas de protección pendientes”, indicaron.

En el expediente se presentó quien dice ser el padre biológico de la nena. Si las pruebas de filiación dan positivo, él también tendría derecho a reclamarla. Este procedimiento deberá resolverse en el plazo de dos meses, “en miras de la protección efectiva de los derechos e intereses supremos de la menor, sujeto de derecho de esta medida de protección integral”.

Temas