-

Tras agredir a un equipo de C5N, el dueño de la fábrica pidió perdón

18 de enero de 2019

"No sabía que eran periodistas", justificó el empresario José Saia Emery. El camarógrafo del equipo de C5N fue agredido por el dueño de la fábrica y su hija. Los trabajadores llevan dos meses de conflicto.

La cronista Lucila Trujillo y el camarógrafo Mario Ricci fueron agredidos mientras realizaban una nota a la fábrica Terepín de Villa Lynch por el conflicto gremial que están teniendo los trabajadores desde hace dos meses.

agresión movil c5n villa linch.mp4

El equipo de C5Nse estaba yendo del lugar cuando fueron interceptados primero por una mujer, hija del dueño de la fábrica, que comenzó a insultarlos y golpeó al camarógrafo, y luego se acercó su padre, José Saia Emery, que los acusó de haber robado en la fábrica.

Luego de varias horas el dueño de la fábrica recapacitó y pidió disculpas al equipo de C5N. "Estamos viviendo una situación que nos sacó totalmente de contexto realmente" se excusó y siguó: "Pido disculpas porque no somos de tener este tipo de actitudes".

Aseguró que su hija estaba muy nerviosa y que él reaccionó al pensar que era su hija la que estaba siendo atacada.

Volvió a excusarse además alegando que pensó que "había entrado un intruso a la fábrica, no me di cuenta que eran periodistas".

Temas