-

La hermana de Gissella no pierde las esperanzas: "Seguimos buscando a una persona viva"

23 de enero de 2019

A ocho días de la desaparición de la odontóloga, Mariela se reúne con la fiscal de la causa para conocer lo detalles de la investigación. "Ella no se fue. Está perdida", dijo.

Este miércoles se cumplen ocho días desde que la familia de Gissella se comunicó por última vez con ella. La odontóloga había quedado en encontrarse con Abel Campos, su pareja con quien estaban planificando un viaje y habían sacado un préstamo juntos.

El domingo a la madrugada el cuerpo de Abel apareció en un hotel. Se había quitado la vida antes de declarar en la investigación sobre la búsqueda del paradero de Gissella. El hombre involucrado tenía una doble vida: además de la relación con Gissella, tenía una esposa y dos hijos en Lobería. Gissella estaba al tanto de la situación pero en las últimas semanas el hombre le había prometido que ya tenía todos los papeles para el divorcio. Su mujer, no estaba enterada de nada.

Gisella Solís

Cada dato que aparece suma más misterio y angustia en la búsqueda de Gissella. En las últimas horas, una mujer entregó un teléfono celular que encontró en un descampado y sería de la odontóloga. En el teléfono estaban sus fotos y sus redes sociales.

Mariela, la hermana de la mujer de 47 años se reunirá este miércoles con la fiscal Ana Medina para conocer los detalles de la investigación. Ella no pierde las esperanzas y confía en que su hermana "está perdida". "Ella no tomaría jamás la decisión de irse. Se ha perdido. Perdió la memoria, puede estar en estado de shock. Si él le pegó, puede haber perdido el conocimiento", explicó la mujer en declaraciones a C5N.

"Seguimos buscando a una persona viva", agregó la mujer. "Si algo malo pasó fue el martes a la noche", explicó.

Mariela contó que el viernes a las tres de la tarde y a las once de la noche habló con Abel y él le reconoció que habían discutido pero en ningún momento sospechó de que la pudo haber matado.

abel campos.jpg

Por lo pronto, el paradero de Gissella sigue siendo un total misterio. Los hallazgos que se realizaron este martes cerca de un arroyo dieron resultados negativos. Las sábanas no correspondían y las zapatillas estaban en el lugar con anterioridad. Además las pruebas de luminol que habían dado positivas en la camioneta de Abel Campos en un primer momento, dieron negativas en un estudio complementario.

Temas