Un gurú de la "reconversión sexual" para gays salió del clóset y dejó a su mujer

24 de enero de 2019

Era una eminencia entre los terapeutas mormones pero su presente dista mucho de sus prédicas en ese campo.

"Me di cuenta de que era hora de aceptar que soy gay", confirmó David Matheson en un largo mensaje publicado el martes pasado en Facebook. El terapeuta hizo toda una carrera como especialista en la llamada "terapia de reconversión sexual" para convencer a los hombres homosexuales a permanecer casados con mujeres, pero su técnica fue falible con él mismo.

Matheson confirmó que se divorció después de 34 años de matrimonio, pero aseguró que la relación con su mujer fue sana aún a pesar de que se volvió dolorosa. "Me di cuenta de que ya no quería evitar estar en una relación íntima con un hombre. Eso era algo que se había vuelto no negociable", sentenció.

El terapeuta reconoció que "solía estar atrapado en una prisión ideológica", pero no renegó de sus cursos diseñados para "enderezar" los impulsos de hombres gay con alto contenido religioso, como lo denunció en su momento la organización Truth Wins Out.

"Sé que mi trabajo le sirvió a muchas personas porque me lo han dicho. Pero estoy seguro de que también lastimó a otros. No es por excusarme, pero cualquier falla que tuve como terapeuta vino de mi visión estrecha de qué es 'emocionalmente sano'. Vino de mi propia homofobia", señaló.

Al ser mormón, Matheson explicó que sus creencias religiosas incluyen el concepto de que "las relaciones de personas del mismo sexo son un pecado", y tuvo que luchar contra eso, y contra los conceptos de sus propios cursos y de otras terapias similares.

terapia closet.jpg

Se calcula que hubo más de 700 mil participantes en las "terapias de reconversión sexual" sólo en los Estados Unidos, pero las prácticas -que van desde charlar hasta aplicar electroshock a los pacientes- fueron rechazadas por las autoridades sanitarias de ese país.

"Lo que ustedes pueden llevarse en limpio de esto es que mi tiempo en un matrimonio heterosexual y en el mundo 'ex gay' fue genuino y sincero y una bendición para mí", convino Matheson.

"Si el hecho de que salí del closet cambia algo más que mi propia vida, debería ser para alentar a las personas a asumir en serio y a sentirse seguros sobre sus caminos de vida, y a seguirlos sin importar lo que piensen otros", aseguró en un intento de desandar su propio legado.

Temas