-

-

A un año de los 258 despidos en el INTI, denuncian que emplearon aportantes truchos de Cambiemos

Por: Federico Luzzani
25 de enero de 2019

Cuando se cumpe un aniversario de la masiva purga en el organismo estatal, pocos de los trabajadores fueron reincorporados y apuntan a un entramado de vaciamiento y negociados.

Se cumple un año de los 258 despidos en el Ente Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la lucha sigue: no solo falta por reincorporar a la mayoría de los trabajadores que quedaron en la calle sino que apuntan a vaciamiento, persecución y negocios.

inti
Lucha por las reincorporaciones en INTI - Crédito: @LaNaranjaINTI
Lucha por las reincorporaciones en INTI - Crédito: @LaNaranjaINTI

Cerca de 40 de esos trabajadores fueron reincorporados, entre los que se encuentra el secretario general de la Junta Interna, Luciano Domínguez Pose, quién habló con minutouno.com. El delegado contó que otros 70 luchan en la Justicia para volver al Instituto y el resto se encuentra a la espera de poder reclamar. Él pudo entrar en abril, a tres meses de los despidos.

Además, el contexto para los que están trabajando no es muy cómodo. Dijo que “el Instituto hace más de un año que se encuentra militarizado”, y habla de hostigamiento mediante cámaras y personal de seguridad de la empresa Murata.

También apuntó a un vínculo entre los aportes truchos para la campaña de Cambiemos en 2017 y el servicio de seguridad: “Los empleados de Murata, que son explotados por una miseria a cambio de 12 horas de trabajo, aparecen aportando decenas de miles de pesos, cuando en realidad lo hacía el dueño de la empresa”.

"El Gobierno le devuelve el favor contratándolos, están en el Inti, en el ferrocarril y en distintas dependencias del Estado", agregó.

Domínguez Pose fue uno de los 40 delegados despedidos y cuenta que “el fondo de lucha se destina para festivales, afiches y comida” cuando acamparon. Se refiere a los 47 días de ocupación del predio con el que comenzaron el reclamo.

“El sindicato ATE nacional se negó a hacer un aporte grande, no solo para bancar a los despedidos sino los descuentos que se le hicieron a los trabajadores que hicieron paro”, acusó y explicó que a quienes se solidarizaron con los compañeros que quedaron en la calle se les descontaron entre hasta 15 o 20 mil pesos por mes.

“El INTI está en un proceso de tercerización y reestructuración disociado de la realidad industrial, que sufre una caída fenomenal. Lo que hace es fomentar una gran superestructura gerencial a costa de un ajuste en el convenio colectivo, en el salario y los derechos de los trabajadores”, acusó el referente de los trabajadores.

También habló de una “estructura paralela de controles para desviar fondos públicos a las empresas” del presidente del INTI, Javier Ibáñez.

Mientras tanto, este viernes harán un festival en colectora de la Gral. Paz al 5400 desde las 17.30 con dos ejes: reclamar las reincorporaciones y denunciar “la reestructuración que implica la privatización y terciarización del Instituto” con la presencia de sindicatos, personalidades de la política, organizaciones sociales y el cierre de La Chilinga.

Temas