Femicidio de Gissella Solís: la autopsia no pudo establecer la causa de la muerte

29 de enero de 2019

El cuerpo no presenta heridas ni signos de ahorcamiento o lesiones. Los forenses continuarán los estudios para especificar cómo asesinaron a la mujer de 47 años.

La autopsia practicada al cuerpo de la odontóloga Gissella Solís Calle reveló que "no hay causal de muerte evidente". Los forenses detallaron que el cuerpo no presenta signos de ataque o defensa, ni de asfixia.

Con estos datos preliminares, los investigadores volvieron a la hipótesis que más resonó desde su desaparición: el envenenamiento. Aunque deberán esperar los análisis de toxicológicos para confirmar esta posibilidad.

El cuerpo de la odontóloga, que estaba desaparecida desde el 16 de enero, fue hallado a la vera de una ruta a altura de Villa Elisa. La Policía Bonaerense llegó a ese punto gracias al análisis de las cámaras de seguridad de la zona.

El cuerpo estaba envuelto en sábanas y enterrado a la vera de dicho camino, cerca del cauce del arroyo Miguelín. Desde un primer momento, los policías sospecharon que las sábanas que envolvían el cadáver eran las que faltaban de la casa de la odontóloga, por lo que convocaron a los familiares de ésta para que lo reconocieran.

Mariela, la hermana de la víctima, reconoció el cuerpo en el lugar del hallazgo y, en medio de muestras de dolor, acusó a Casimiso Abel Campos (55), la pareja de la odontóloga que se suicidó en un hotel platense cuando iba a ser detenido, de haber "desmembrado" a su familia.

Según la denuncia de los familiares de Solís, la mujer había desaparecido después de una fuerte discusión con su ex pareja , por la doble vida que él llevaba desde hacía unos tres años: estaba casado y tenía dos hijos. El último fin de semana antes de su muerte, el hombre fue a visitar a su familia y después se trasladó hasta La Plata.

Temas