-

-

Pidieron la renuncia del ministro de Salud por el caso de la niña violada y obligada a parir

02 de febrero de 2019

Miles de personas protestaron en Jujuy contra la violencia de género y los femicidios, pero también contra la actuación de Gustavo Bouhid frente al caso mediatizado.

Grupos feministas de Jujuy marcharon este sábado en el centro de la capital provincial para pedir la renuncia del ministro de Salud, Gustavo Bouhid, quien está denunciado penalmente por el caso de la niña que fue violada, quedó embarazada y fue sometida a una cesárea en el sexto mes de gestación.

Las activistas se pronunciaron contra la violencia de género y los femicidios pero no dejaron pasar la oportunidad para reclamar la dimisión del funcionario que había asegurado que la niña tendría acceso a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) de acuerdo al protocolo de aborto no punible de Jujuy.

Marcha por la renuncia de Gustavo Bouhid
Marcha por la renuncia de Gustavo Bouhid
Marcha por la renuncia de Gustavo Bouhid

La denuncia, presentada en conjunto por asociaciones locales de mujeres, es contra Bohuid y los directores de los hospitales donde fue atendida la menor, tanto en la localidad de San Pedro como en la capital jujeña, y a todos los "responsables de la vulneración de los derechos de la niña obligada a un parto forzado".

La presentación, realizada en la sede del ministerio Público de la Acusación de Jujuy, se sostiene en la "falta de cumplimiento del protocolo provincial de atención en estos casos, firmado por el mismo gobernador Morales" e incluye la acusación por "tortura" al "haberse violado la confidencialidad, la privacidad" de la menor, según dijo una de las abogadas intervinientes, Maia Hirsch.

Durante el tiempo que la niña estuvo internada en el Hospital Materno Infantil de Jujuy llegó a reunirse un gran número de activistas pro clandestinidad del aborto afuera de ese edificio para reclamar que se ingnorara el protocolo de la provincia y se obligara a la menor a llegar al final del embarazo.

"Vamos a luchar por el aborto legal, a la iglesia y el Estado vamos a hacer pagar y el ministro Bouhid que renuncie ya, porque las nenas no son mamás", fue uno de los cánticos que entre redoblantes se escucharon en la plaza Belgrano, frente a la Casa de Gobierno provincial, donde comenzó la concentración para la marcha.

La consigna ya instalada de "educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir" también formó parte lo expresado a través de altavoces, ante el acompañamiento y vigilancia de al menos tres móviles policiales a escasos metros.

Temas