Entró a robar a una funeraria y tuvo sexo con un cadáver

06 de febrero de 2019

Kasim Khuram, de 23 años, fue hallado por la Policía robando las joyas de los difuntos y manteniendo relaciones sexuales con el cuerpo de una mujer.

"Las infracciones que usted cometió van en contra de toda sensibilidad humana", declaró el juez Melbourne Inman al anunciar el veredicto contra Kasim Khuram, un joven de 23 años que entró a robar a una funeraria y tuvo sexo con un cadáver.

El hecho ocurrió en la ciudad inglesa de Birmingham. Según determinó un tribunal, Khuram se encontraba bajo la influencia del alcohol y las drogas.

"No conozco ni he podido encontrar un caso similar", dijo el juez. "Es difícil imaginar una mayor privación de dignidad para aquellos que han muerto", agregó.

Funeraria
La funeraria donde el joven ingresó a robar y tuvo sexo con el cadáver.
La funeraria donde el joven ingresó a robar y tuvo sexo con el cadáver.

El acusado se declaró culpable de penetración sexual de un cuerpo, el 11 de noviembre en una funeraria en Birmingham. El cadáver de la mujer fue encontrado fuera del ataúd, tirado en el suelo. Los investigadores luego encontraron varias muestras de ADN y huellas sobre el cuerpo que permitieron corroborar el caso de necrofilia.

El joven había profanado los nueve ataúdes que se encontraban en la funeraria y admitió haber ingresado con la intención de cometer un robo.

Durante el juicio, el condenado dijo que había bebido vodka y consumido drogas. Fue detenido porque al salir de la funeraria, activó una alarma.

Su abogado, Joseph Keating, afirmó que Khuram estaba "profundamente arrepentido". Pero para las familias de las víctimas, es un "monstruo" que les rompió el corazón.

Temas