Rodizio entró en concurso de acreedores

08 de febrero de 2019

Tiene 60 empleados. "Inflación creciente, aumento de tarifas, aumento del dólar, caída del consumo, altas tasas de financiación y una exorbitante presión tributaria", dicen desde la empresa que son las causas de la crisis.

El presidente del Banco Nación Javier González Fraga dijo en los últimos días que la gente “dejó de ir a comer afuera porque tiene que pagar los servicios”. La severa crisis que afecta al sector gastronómico le da la razón. El clásico restaurante Rodizio de la Costanera entró en concurso de acreedores. Tiene una una deuda de $34.200.000.

Maillol S.A., la sociedad que explota comercialmente el negocio, entró en cesación de pagos en mayo de 2018, situación que la llevó a recurrir a la Justicia para intentar revertir la crisis que atravesaba.

Hasta septiembre de 2018, la empresa unos 355 cheques rechazados por un valor de casi $7.800.000 y una cuenta embargada en el Supervielle. Además, desde enero de 2018 comenzó a discontinuar el pago de aportes patronales ante la AFIP de sus 60 empleados.

El concurso se tramita en el Juzgado Comercial N° 31, en la secretaría N° 61.

"Maillol se encuentra afectada por un cúmulo de variables macroeconómicas y financieras que, como empresa del rubro gastronómico, no puede gobernar. A saber: inflación creciente, aumento de tarifas, aumento del dólar, caída del consumo, altas tasas de financiación y una exorbitante presión tributaria", señaló la empresa en un escrito a ámbito.com.

Rodizio es uno de los locales tradicionales de la Costanera, un espacio gastronómico que viene en picada por la crisis y por la proliferación de otros circuitos como Las Cañitas, Puerto Madero, Barracas, Palermo Hollywood, Caballito y Las Lomitas en el Gran Buenos Aires.

Temas