"La Cenicienta", cuando la sociedad no calza en "la horma"

14 de febrero de 2019

Julián Guarino tomó la reconocida historia de la joven humillada que termina con un final feliz para hacer un paralelo con las políticas económicas.

En medio de la visita del FMI y luego de la entrevista en la que el presidente Mauricio Macri volvió a asegurar que estamos mejor parados que en 2015, Julián Guarino tomó la historia de la Cenicienta para su habitual editorial de “Recalculando”. En la pantalla de C5N, el conductor se refirió a las eternas promesas del gobierno al tiempo que habló de la imposición que tienen millones de argentinos que sufren de insertarse en la “horma” de un modelo económico que no está pensado para ellos.

guarino 14-02-19.mp4

La clásica historia de la chica a la que someten a la servidumbre la madrastra termina con un final feliz luego de que aparece el hada madrina, quien hace posible que ella vaya al baile y encante al príncipe. Tanto le gustó al joven, que él va casa por casa a probarle a cada doncella el zapato de cristal hasta dar con su enamorada. Pero ahí donde hay un final feliz, el periodista y economista apunta a una idea de individualismo que no se puede equiparar con una política de gobierno.

“De alguna forma todos somos Cenicienta, ese camino de padecimiento, de indiferencia, donde la madrastra y las hermanastra no la ven se parece al padecimiento de millones en este país, cuyo sufrimiento el gobierno parece no ver”, apuntó Guarino.

“Hay un sector de la Argentina que atraviesa un momento de sufrimiento que parce invisible para quienes son los responsables del país”, lamentó y se preguntó “si este gobierno no parece estar cifrando la realidad invocando a algo mágico que no vemos”.

En ese sentido recordó que “promete pobreza cero y los indicadores son cada vez altos, y esto es reconocido hasta por la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley”.

Además advirtió que “en Cenicienta surge una ideas de falsa justicia” y repuso: “Quiero preguntarle por el individualismo, por la salida particular, si la política es la posibilidad de transformarle la vida a la gente ¿qué pasa cuando el gobierno no la usa para eso?”.

También se preguntó si así como la Cenicienta tuvo que dar el calce justo en el zapato, el Gobierno nos exige a los argentinos “la obligación, que no corresponde, de encajar en una realidad económica que no ha sido pensada para nosotros”.

“Nos plantea dos alternativas que son falsas: la de someternos a esas políticas y la otra de la expectativa de que todos eso se transforme y que llegue el príncipe azul. Hace falta una salida ética, una economía para todos, que sea inclusiva”, expresó y luego cerró: “Señor presidente Mauricio Macri, hora de que usted deje de creer en los cuentos de hadas”.

Temas