La vicedirectora apuñalada por un alumno pidió que lo ayuden

20 de febrero de 2019

La mujer recibió 10 puñaladas en los brazos. "El niño necesita ayuda y los adultos somos los responsables", aseguró.

La vicedirectora de primaria de una escuela de Santiago del Estero que fue apuñalada este miércoles por un alumno de 14 años pidió que ayuden al chico, al que describió como "cariñoso y dulce" cuando cursaba la primaria.

Alejandra Díaz, de 46 años, sufrió 10 cortes en uno de sus brazos producto del ataque del adolescente. "El primer intento fue apuñalarme el abdomen", relató Díaz a Radio 10.

Entonces se produjo el forcejeo que terminó en una decena de heridas en el brazo de Díaz. "Gracias a Dios que se le ha roto la hoja cuando le ha pegado en el hueso", expresó la mujer.

El ataque ocurrió temprano en la mañana cuando el personal de la Escuela José Benjamín Gorostiaga de La Banda comenzaba su jornada de mesas de exámenes y planificación anual. La primaria y la secundaria se encuentran en el mismo edificio por una obra en curso.

Tras detonar un petardo en un salón de usos múltiples, el chico -que es alumno de secundaria- intentó correr hacia el área administrativa de la escuela primaria y se encontró con Díaz en el trayecto.

"Venía desde el lugar donde se ha producido el estruendo con la mochila puesta, las manos en los bolsillos, la capucha y la carita cubierta", relató la mujer. "Se me acerca y yo retrocedo y veo que en su bolsillo izquierdo él tenía un cuchillo. Y él se ha sentido descubierto y creo que por eso me atacó", convino.

Díaz remarcó que sus alumnos "son niños y tienen derechos", y que el chico "podría haber atacado a cualquiera" que hubiese estado en su camino hacia el área administrativa de la escuela. Ella fue la única agredida.

"En mi rol de docente puedo decir que sería muy bueno que los organismos a los que le compete, el DINAF, Ministerio de Educación, Consejo de Educación, se ocupen. Porque esto podría haberme costado la vida", expresó la mujer, que lleva 20 años de trabajo en el establecimiento.

Entre las lesiones que sufrió, Díaz quedó con el brazo muy hinchado y perdió mucha sangre. Por eso Díaz pidió "que se ocupen de que ese niño reciba ayuda".

"Que lo vigilen, que lo acompañen, que lo establezcan. Pero que reciba ayuda y no que quede como si nada hubiera pasado. El niño necesita ayuda y los adultos somos los responsables, no él", insistió.

Temas