El joyero que echó al niño que quiso robarle pidió que lo ayuden: "Ya bastante está sufriendo"

21 de febrero de 2019

La mamá del chico lo llevó a la comisaría después de que se difundiera la grabación del episodio. Dijo que ya no tiene la pistola.

Nicolás García reaccionó de una manera inesperada cuando un nene de no más de nueve años intentó robar su joyería con una pistola de juguete. No solo lo sacó a gritos de su local, sino que se mostró comprensivo y preocupado por el chico.

"Escuché algo de la historia del nene y es terrible. Seguro que bien no la está pasando para hacer una cosa así", expresó García al canal C5N.

El afán de robar le duró poco al chico: "Cuando le grité se asustó. Primero se sonreía y después lloró", relató el joyero.

La mamá del niño lo llevó a la Comisaría 1ra de Moreno para dar explicaciones sobre el episodio y aseguró que se enteró de lo ocurrido este jueves al ver las imágenes en televisión.

Según el relato de la mujer, la pistola que usó su hijo para el intento de asalto "era de juguete" y que la tiró después del hecho. Además contó que el chico nació en 2009 pero no irá a la escuela debido a que fue expulsado en 2018 por bajarse los pantalones para monstrarle los genitales a una compañera de clase.

En el momento que se conocieron las imágenes del intento de robo, la policía manejaba la hipótesis de que el chico había sido entrenado por delincuentes para robar el local porque al ser inimputable no correría riesgo de ser arrestado. García confirmó que "había un adulto esperando" al niño afuera del local.

"No quise mirar quién y me metí adentro del local", agregó.

Mientras tanto, la madre del niño explicó que su hijo no tiene padre y que vive con ella, que trabaja como empleada doméstica, y con cuatro de sus cinco hermanos (el mayor, de 13, vive con la abuela).

"La historia medio dura que contaron es triste. Quizás hoy en día lo canaliza así, pero en dos años más capaz que está robando algo más groso o matando a alguien. Quizás si ahora lo ayudan en tres años la noticia sea otra", convino el hombre.

"Yo pienso que es un nene y una pena dura o cagarle la vida de tan chiquito... ya bastante está sufriendo. Sí hay que evitar que pase a mayores, por ahí necesita mucha ayuda. Mucha contención", explicó García, para quien "hay algo que está fallando" en la casa del chico.

"Si la madre no puede con él tendrá que pedir ayuda. Falta el Estado ahí, yo no tengo la solución", expresó, porque "le corresponde un castigo, pero también hay que ponerse del lado del que no tiene para comer".

El niño ya fue liberado por orden de la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) 6 de Menores.

Temas