-

-

-

-

Vendiendo alfajores y pepas: así sobrevive uno de los empleados de la fábrica que visitó Macri y dejó de pagarle a sus operarios

09 de marzo de 2019

La empresa dejó un centenar de trabajadores en la calle, no paga los sueldos y tampoco cumple con las indemnizaciones. Los empleados tienen que buscar otras alternativas para conseguir para poder comer.

Los empleados Noroghi viven en constante angustia. Desde hace casi tres meses no cobran el sueldo, no tienen respuesta alguna de la empresa y la situación en la que viven se complica cada vez más.

Ante este difícil panorama, uno de los empleados vende bandejitas de alfajores y pepas en la calle. “Tuve que salir para poder comer”, contó a minutouno.com el operario, quien prefirió no revelar su identidad por temor a las represalias que tome la empresa.

Embed


Los alfajores y pepas las hace la mujer de un amigo y ella me paga depende lo que venda. Por ejemplo, si llego a vender 10 bandejitas me da 300 pesos. No es mucho pero me sirve para algo”, aseguró. Su delicada situación fue publicada en @Noroghi_SA la cuenta de Twitter de los trabajadores

Y es que las deudas no esperan. Ya debe la luz, la tarjeta de crédito, el cable y le están por cortar el teléfono celular. “No sé cómo voy hacer. Estamos todos cagados de hambre y tenemos que ver que hacemos para poder comer”, manifestó.

“Tengo una compañera que fue mamá hace seis meses. Ella y el marido trabajan para la empresa. El mes pasado no pagaron el alquiler. Están comiendo fideos blancos todos los días y sacando lo que pueden con la tarjeta. Se van a tener que ir del lugar porque ya no pueden pagar”, señaló el joven.

Una situación similar vive otro de los empleados: la mujer está por tener mellizos y no tiene obra social ni dinero para pagar los servicios públicos y mucho menos para pagar una clínica en la nazcan sus hijos. “Está desesperado pidiéndonos que lo ayudemos”, reveló el operario.

La promesa de pago está desde enero y no se cumple. Les hicieron firmar un compromiso y muchos tienen miedo de hablar. “La situación es muy mala. Van dos meses sin cobrar. Estábamos yendo a trabajar gratis porque siempre nos decían que el viernes estaba la plata. Nunca cobramos ni un centavo enero y febrero sin cobrar y ahora ya se estamos en marzo y no sabemos que va a pasar”, manifestó desesperado.

Temas