-

Un brasileño viajó más de 2 mil kilómetros para ver a Huracán

Por: Beatriz Ibargüen
17 de marzo de 2019

Marcos Campos tiene 22 años y es hincha de "El Globo" desde que era adolescente. Viajó desde San Pablo a Buenos Aires en micro para cumplir su sueño de pisar el Tomás Ducó.

“Huracán es mi vida”, dice con orgullo Marcos Campos. Faltan pocas horas para que se concrete un deseo que los desvela desde hace años: alentar desde las tribunas a su querido “Globo”.

Este brasileño de 22 años viajó desde San Pablo hasta Buenos Aires en micro para ir por primera vez al estadio Tomás Adolfo Ducó, donde este lunes jugará Huracán contra Estudiantes por la Superliga.

Marcos Campo Huracán
Marcos Campos viajó desde Sao Pablo hasta Buenos Aires en micro para ver a Huracán.
Marcos Campos viajó desde Sao Pablo hasta Buenos Aires en micro para ver a Huracán.

Su amor por Huracán nació en 2009 y, según Marcos, fue a primera vista. “Me encantó el nombre 'Huracán', así que procuré conocer todo sobre 'El Globo'. Aquel equipo de Cappa, ¡qué equipazo, me enamoré de inmediato!", se entusiasma Marcos en diálogo con minutouno.com.

"Me gusta su hinchada que es pueblo y es familia también. Es un club con una gran cultura de barrio. Eso me encanta y me hice socio", agrega el joven.

La pasión incondicional por "El Globo" llevó a Marcos a hacerse un tatuaje. "Es el único que tengo y lo hice porque este club es todo en mi vida", detalla.

Marcos Campo Huracán

En Brasil, Marcos es hincha de Palmeiras, pero asegura que se siente más identificado con Huracán.

"Hoy estoy más Quemero porque ahora Palmeiras es un club de gente de plata y tiene Arena (estadio techado diseñado para eventos deportivos) y no eso no me gusta. Huracán todavía conserva lo que es un club de pueblo", señala.

Marcos es de una familia humilde y aprendió español viendo videos en YouTube. Para viajar a Buenos Aires consiguió un trabajo en un restaurante argentino y así ahorró dinero para comprar el pasaje de micro.

"Dejé el trabajo y la familia por Huracán. Hablé con mi jefe y le dije que mi iba para la Argentina, no me importa nada con tal de ver al 'Globito'. Solo tengo una oportunidad de estar en Parque Patricios y no la voy a dejar pasar por nada", asegura.

El recorrido de su viaje son 2.226 kms y, aunque serán muchas horas sentado, a Marcos no le importa.

"Sólo Huracán hace que yo me quede tantas horas en un micro", manifiesta. "Si Huracán ganara la Copa Liberadores, voy a pie desde San Pablo hasta Buenos Aires", dice.

Marcos Campo Huracán
El brasileño viajó más de 2000 mil kilómetros para ver un partido de Huracán
El brasileño viajó más de 2000 mil kilómetros para ver un partido de Huracán

"Mi familia dice que soy un loco enfermo por salir de mi país y viajar tantas horas, pero ellos entiende que Huracán es mi vida. Paso el día todo hablando de Huracán", agrega.

Sus ídolos

Este lunes, cuando Huracán se enfrente a Estudiantes, Marcos espera cumplir otro de sus sueños: que Israel Damonte le firme una camiseta. "Es un gran jugador y gran persona. Él es mi preferido", manifiesta.

Otro de sus ídolos es Rene Houseman. "Lo vi en videos y me gusta mucho como jugaba. Me hubiese gustado conocerlo, pero no está más con nosotros. Sería un sueño conocer a su familia y hablar con ellos sobre la excelente persona que era", dice.

"También me gusta Ramón Ábila porque ganó la Copa Argentina y la Supercopa, donde vi a El Globo campeón por primera vez", cuenta. Y agrega: "Solo le deseo suerte porque juega en Boca y no me gusta. Verlo con la camiseta del Xeneize es una lástima", señala el joven.

Temas