-

Le debía 200 mil pesos a su jefe y lo mató de un balazo porque le insistía en que pague la deuda

22 de marzo de 2019

El hombre, que es carpintero pero trabaja en el taller mecánico de la víctima, afirmó que no tuvo "otra alternativa" para terminar con el tema.

Un carpintero colombiano adujo que se vio obligado a matar de un balazo a su jefe porque le reclamaba el pago de una deuda de 200 mil pesos del alquiler de su vivienda en La Banda, Santiago del Estero.

"En forma permanente me reclamaba el pago de una deuda y no tuve otra alternativa que matarlo de un balazo, como se hace en Colombia", relató Aldanuber Ríos Giraldo, de 36 años, según fuentes policiales.

El carpintero se mudó a Santiago del Estero, donde le alquilaba por 11 mil pesos al mes un galpón a Gustavo "Cordobés" Vázquez, un mecánico de motocicletas para quien además trabajaba.

colombiano crimen del mecanico.jpg

Ríos Giraldo culpó por el crimen a dos ecuatorianos, Darío Javier Rodríguez Alvarado y Luis Enrique Ramos Morán, sus socios en un negocio de venta de muebles. Los hombres ya fueron excarcelados, aunque no desvinculados de la causa, informó el sitio El Liberal.

Tras esa primera indagatoria engañosa, Ríos Giraldo confesó el crimen y aseguró que la víctima solía prestarle dinero a muchas personas.

Una inspección en el taller de Vázquez, ubicado sobre la avenida Belgrano al 200, permitió llegar a la conclusión de que Ríos Giraldo sorprendió al mecánico por la espalda y le disparó en la nuca con una pistola 9mm cuando estaba arrodillado.

La policía encontró 300 mil pesos, 7 mil dólares y joyas en la casa del mecánico.

Ríos Giraldo sería imputado en los próximos días por el fiscal de la causa, Juan Alende, por Homicidio calificado por alevosía.

La prueba determinante para acusarlo fue una grabación de las cámaras de seguridad en la que se ve al carpintero colombiano merodeando por el galpón que Vázquez le alquilaba para guardar sus muebles antes de meterse en el taller que se encuentra al lado, donde estaba la víctima.

El caso está en manos del juez de Control y Garantías de la Banda, Raúl Santucho hijo.

Temas