-

-

-

Tiempo de descuento: miles se manifestaron en Londres días antes del Brexit

23 de marzo de 2019

Piden un nuevo referendum para detener la salida del Reino Unidos de la Unión Europea. La fecha límite es el 29 de marzo, pero Theresa May pidió una prórroga en el plazo.

Miles de personas se congregaron este sábado en Londres, capital del Reino Unido, en un último intento de conseguir que se celebre un segundo referéndum para que el país no deje la Unión Europea (UE), lo cual ocurrirá el 29 de marzo con o sin negociación de los términos.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, tomó su lugar al frente de una de las columnas de manifestantes. "No importa cómo votaste, estoy seguro de que estarás de acuerdo: el Brexit es un completo y absoluto desorden", destacó el funcionario, que pertenece al partido laborista.

"El pueblo británico no votó por un mal acuerdo de Brexit. No votó por un Brexit sin trato. Es hora de darnos a nosotros la última palabra", remató. Mientras tanto la primera ministra, Theresa May, trabaja a contrarreloj para lograr que el Parlamento apruebe un nuevo acuerdo con el bloque regional.

Bajo el lema "Déjalo en manos de la gente", los manifestantes se congregaron esta mañana en la céntrica calle Park Lane para iniciar un recorrido de dos horas que finalizó en la Plaza del Parlamento en torno a las 17 (las 13 de Argentina).

brexit manifestación

El sentimiento pro "quedarse" de los manifestantes es claro por las caras pintadas de azul y las banderas de la UE, pero además se hicieron sentir las críticas a May por su incapacidad de hacer aprobar en el Parlamento el primer acuerdo concertado con el bloque regional.

Además de los británicos se manifestaron ciudadanos europeos residentes en la ciudad, como italianos, franceses, italianos y españoles, que llevaron sus respectivas banderas. La petición en el sitio web del Parlamento para pedir que el Reino Unido se quede dentro del bloque regional ya tiene 4 millones de firmas.

El martes próximo está planeada la tercera votación del acuerdo que May alcanzó con Bruselas, un documento en el que sobresale la pluma de Europa, que ya fue rechazado dos veces por la Cámara de Representantes y que, al no introducir cambios, es posible que vuelva a ser rechazado.

Esta semana, May consiguió que el Consejo Europeo, formado por los jefes de Estado y de Gobierno de los países que integran la UE, aplacen la fecha de inicio del proceso de salida, inicialmente pautada para el próximo viernes.

El CE dio plazo hasta el 22 de mayo -en lugar del 30 de junio que pidió la política conservadora- para activar la salida, pero sólo si el martes se aprueba el acuerdo en la Cámara de los Comunes.

Si no se aprueba, tal como predicen analistas y políticos británicos, el aplazamiento regiría hasta el 12 de abril, fecha límite para presentar las candidaturas para las elecciones de la Eurocámara de fines de mayo.

El referéndum por el Brexit fue convocado por el antecesor de May, David Cameron, luego de ganar unas elecciones haciendo campaña afirmando que convocaría una consulta en ese sentido. Sin embargo, al ganar la opción de la salida, Cameron renunció y fue elegida May para ponerse al frente de las negociaciones con Bruselas.

Temas