-

-

-

-

Correa: "Cualquier política económica que aumente la pobreza debe ser considerada un fracaso"

25 de marzo de 2019

El ex presidente ecuatoriano trazó un sombrío diagnóstico acerca de la actualidad política, económica y social en América latina aunque aseguró que "estos gobiernos de derecha van a pasar. Nunca murió el progresismo".

El ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió este lunes que "la restauración conservadora" que atraviesa América latina es sólo momentánea y se mostró confiado que "esto no significa un tener que empezar de nuevo, los latinoamericanos ya son concientes que tienen derechos".

Exiliado en Bélgica a raíz de la persecución política de la que denunció ser víctima en su propio país, el ex mandatario dialogó extensamente con C5N acerca de la situación política, económica y social en América latina y dedicó un capítulo especial a la Argentina, al gobierno de Mauricio Macri y a la ex mandataria Cristina Kirchner.

Correa.mp4

"Genera mucha tristeza que la pobreza esté aumentando en la Argentina, como está sucediendo en toda América latina" aseguró Correa y advirtió que "en Argentina tanto como en Ecuador como en todos los países en vía de desarrollo el principal indicador de la calidad de una política económica no puede ser la inflación o el riesgo país, debería ser la reducción de la pobreza".

Y sentenció: "Cualquier política económica que aumente la pobreza debe ser considerada un fracaso".

El mandatario ecuatoriano advirtió que por primera vez en la historia de la humanidad la pobreza no es fruto de la escasez de recursos sino que es fruto "del sistema perverso excluyente, con lo que ya se produce en América latina y una distribución menos mala de la riqueza de los ingresos se podría eliminar toda forma de pobreza en la región".

Embed

Correa cargó con dureza contra los gobiernos neoliberales a los que acusó vender "cuentos fantásticos" y contra los medios de comunicación que aseguró que se han convertido en "el nuevo opio de los pueblos que hacen creer que lo intolerable es lo correcto".

"El gran opositor en la región a los proyectos progresistas se llama 'medios de comunicación' la izquierda, si no entiende esto, no ha entendido nada" advirtió y siguió "mientras tengamos los medios de comunicación en manos de la burguesía, mientras criticar esos negocios sea comparado a estar contra la libertad de expresión, no vamos a salir. En América latina han sido los guardianes de la dictadura, no de la democracia".

A la hora de explicar el "salto atrás" que experimentó la región Correa apeló a la noción de "pobreza relativa o aspiracional". "Entre 2002 y 2014 unos 92 millones de latinoamericanos salieron de la pobreza, están mejor que antes, pero llegado a este punto a lo que aspiran los arroja en la pobreza relativa o aspiracional y ahí entran los cantos de sirena de la derecha que les dice lo que quieren escuchar".

"Estos gobiernos de derecha se están desgastando muy rápidamente, esto es temporal. Nunca murió el progresismo"

Para Correa en la región se está vivienda un renovado Plan Cóndor en el que no hay asesinatos "ni botas militares" como en los '70 y que se da con métodos más sútiles y más eficaces como la persecución política y judicial de los dirigentes progresistas. En este sentido destacó el caso de Luiz Inácio Lula Da Silva, el suyo propio y el de Cristina Kirchner que son objeto de numerosos procesos judiciales.

"La percepción acá en Europa es que hay una decadencia, un retroceso, un desmejoramiento del sistemas de justicia de la región que están siendo utilizados para la persecución política" siguió Correa.

Este sombrío análisis no le impidió sin embargo mostrarse optimista de cara al futuro. "Estos gobiernos de derecha se están desgastando muy rápidamente, esto es temporal. Nunca murió el progresismo. Sí han sido épocas duras pero hay un camino recorrido, la gente entendió que tiene derechos, no han logrado regresarnos al lugar original" sentenció.

Y concluyó: "Este momento tan oscuro va a pasar, el tema es ¿a qué costo?".

Temas