-

Denuncia que su ex secuestró a la hija de ambos y sospecha que lo ayudaron sus propios padres

Por: Laura Guarinoni
27 de marzo de 2019

Melisa Paula Amorella busca a su hija de 9 años desde el pasado viernes, cuando desapareció de su casa. Acusa a su ex, padre de la nena, de habérsela llevado de la casa con la complicidad de sus propios padres, que tenían una restricción perimetral para verla.

Melisa Paula Amorella es docente y vive con sus dos hijas en Avellaneda. El viernes pasado, mientras la más chica estaba en el jardín, dejó a su hija Delfina, de 9 años, jugando en su cuarto y entró a darse una ducha. Cuando salió, la nena no estaba. Tampoco su documento de identidad ni partida de nacimiento. Fue a hacer la denuncia a la comisaría y horas más le dijeron que estaba con su papá.

Desde entonces no supo más de ella, no sabe dónde está viviendo y no pudo comunicarse con ella ni con su ex.

Delfina Giordano.jpeg

Según contó Melisa a minutouno.com, su ex y padre de Delfina, Lucas Federico Giordano, no tenía las llaves de la casa ni le avisó que se la llevaría. "Todo me hace suponer que saltó una reja y subió una pared para entrar al PH donde vivimos y que tuvo que haber hecho saltar a la nena para salir también", aseguró.

Melisa contó que en un principio imaginó que Delfina había sido secuestrada por un desconocido. Entonces se presentó en la Comisaría N° 2 de Avellaneda a hacer la denuncia y recién cerca de las 10 de la noche le informaron que la nena estaba con el papá y que quienes habían dado la información eran sus padres, quienes se encuentran desde enero con una perimetral por haberla golpeado a ella frente a sus hijas.

lucas giordano.jpeg

Pese a que la Justicia le otorgó el cuidado de Delfina, Melisa tiene que pasar por varias instancias legales para poder volver a estar con su hija.

"Como está con el papá me pidieron que me presente en la Comisaría de la Mujer de Avellaneda, ya que no se trata de una persona perdida. Para que me la restituyan me piden que me busque una abogada, que me sale una fortuna para iniciar un proceso legal que puede tardar mucho tiempo", explicó, y agregó que como es docente y trabaja en blanco, desde la Defensoría pública le negaron el patrocinio.

La docente además relató que fue a buscar a su hija con un patrullero al domicilio de Giordano en Bernal, Quilmes, sin exito, porque el encargado del edificio le dijo que el hombre se había mudado. También desde el viernes la nena no va al colegio y el papá no se presenta a trabajar.

Melisa consideró que "todo fue planeado" en complicidad con sus propios padres porque ellos no pueden ver a su hija desde febrero cuando por un episodio de violencia un juez determinó una perimetral para ella y sus dos hijas.

"Como no la pueden ver habrán hecho todo este circo para verla pero me sorprende que ellos sepan donde está y yo no que soy la mamá. El padre los dos últimos meses no me pasó alimentos y sospecho que ahora tiene la idea de quedarse con la tenencia", afirmó.

Temas