-

Su ex asesinó a su actual pareja y a su suegra: "Hace un año y medio intentó matarme con una baldosa"

28 de marzo de 2019

José Rojas asesino este miércoles a Pablo Caputa y a su mamá, María Elisa Rafaela. Tras cometer el crimen le mandó mensajes desde el celular de Caputa insultando a su ex.

Pablo Caputa y su mamá María Elisa Rafaele fueron asesinados este miércoles a la mañana por José Rojas, ex marido de María Soledad Ortiz, la última pareja de Caputa.

Se trata de un femicidio vinculante, crimen que se comete con el fin de herir sentimental y psicológicamente a una mujer. En este caso, Rojas lo hizo para ver sufrir a Soledad Ortiz.

femicidio pergamino 2.jpg

Soledad vivió un calvario al lado de Rojas. Se casaron en Tucumán y tuvieron dos hijos de ocho y cinco años. Después se fueron a vivir a Pergamino. Al año de su segundo hijo, Soledad decidió irse de la casa que compartía con Rojas. Él no le dejó llevarse a sus hijos y la Justicia lo avaló porque no tenía un domicilio propio. Ocho meses después, los nenes se fueron a vivir con ella pero el hombre, con la excusa de no querer tener a sus hijos lejos, se mudó a la casa de adelante del terreno en el que vivía.

"En 2017 tuve un intento de homicidio. Yo llegué a mi casa y él me esperó en el techo y me tiró una baldosa a cuatro metros de altura. No me pegó de milagro", contó Soledad. La mujer hizo en total 18 denuncias. Su pareja, Pablo Caputa, ya había hecho otras tres contra Rojas.

femicidio pergamino 1.jpg

"Todo fue un calvario. Varias veces me quería pegar. Yo nunca estaba sola. Me llamaba cientos de veces al teléfono, me amenazaba a mí y a mi familia. Tenía una restricción perimetral que nunca cumplió porque alquilaba adelante de mi casa", explicó la mujer.

El doble homicidio fue descubierto por la policía el miércoles por la tarde. Desde las seis de la mañana hasta las dos de la tarde el homicida, José Rojas le mandó mensajes a Soledad desde el celular de Pablo. "Me insultaba, no dejaba de insultarme yo me di cuenta que no era el inmediatamente. No era la forma de hablar, de responderme", contó.

femicidio pergamino 3.jpg

"Se me vino José a la cabeza. Empezamos a buscar a Pablo por todos lados. Cuando sus compañeros de trabajo me dijeron que no había ido, supe lo peor", explicó. Además de usar el celular de la víctima también usó las redes sociales para hablar más de Soledad.

Embed

Según los investigadores, Rojas los mató a puñaladas: "lo atacó con una cuchilla y la madre intentó defenderlo, entonces mató a los dos a puñaladas. Luego de escapó y escribió en las redes sociales, como para simular que no estuvo en el lugar del doble crimen, pero hay muchas pruebas en su contra, entre ellas,unas zapatillas con manchas de sangre, cuyas huellas fueron detectadas en la escena del doble crimen”, indicó uno de los investigadores del caso.

Horas después de descubrir el crimen, el hombre fue detenido en su casa. Estaba durmiendo, como si nada hubiera pasado. Los investigadores encontraron al lado de la cama del acusado una foto de Soledad dada vuelta con una vela y un santo.

Temas