Aguad justificó la venta de Correo Argentino: "No existía otra solución posible"

28 de marzo de 2019

El otrora ministro de Comunicaciones y actual titular de Defensa pidió su sobreseimiento en la causa por el negocio que podría costarle al Estado $70 mil millones de pérdida para 2033.

El ex ministro de Comunicaciones y actual titular de Defensa, Oscar Aguad, presentó un escrito este jueves en la causa penal por supuestos delitos fraguados en el acuerdo de venta del Correo Argentino al Estado nacional. El funcionario aseguró que "no hubo perjuicio" y que de hecho la operación era la única "solución posible".

"No hubo perjuicio. El acuerdo no sólo que no era ruinoso para el Estado nacional sino que, es más, era una de las opciones (la mejor en el contexto concreto), igualmente válidas para concretar la satisfacción del interés público. De ahí que, ni siquiera de modo potencial ni aun conjetural, puede considerase que efectivamente la administración pública vio reducido su patrimonio", estableció Aguad en su escrito.

El juez Ariel Lijo imputó a Aguad por los delitos de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y de negociaciones incompatibles en el ejercicio de la función pública, de acuerdo a un dictamen del fiscal Gerardo Pollicita.

La fiscal del fuero comercial Gabriela Boquín calculó que la condonación de la deuda del Correo Argentino le costaría más de $4 mil millones al Estado nacional, o sea una quita del 98,2% a favor de la firma controlada por la familia del Presidente.

Correo Argentino.jpg
Correo Argentino<br>
Correo Argentino

Aceptar el acuerdo con la familia Macri implicaba absorver su deuda, que llegaría a los $70 mil millones de pérdida en el año 2033, según había estimado Boquín. Aguad y los otros imputados del caso aseguraron que los números están muy lejos de la realidad.

"Lejos obrar con una actitud dolosa perjudicial para los intereses de la Administración, mi intención fue procurarle una ventaja, la única posible según mi entender, evitando con el acuerdo cuestionado que su crédito siguiera licuándose con el paso del tiempo, lo que consideré mi deber", explicó Aguad.

El otrora titular de Comunicaciones insistió en que "no existía otra solución asequible" para concretar la operación y evitar que la empresa quebrara. "La quiebra hubiera significado la posibilidad cierta de no cobrar nada, no se daban las condiciones para su extensión a otras personas jurídicas, ni para ejercer acciones de responsabilidad respecto de sus administradores", convino en su escrito, al que tuvo acceso minutouno.com.

"Tampoco [se daban las condiciones] para considerar supuestas acreencias de la concursada contra la Administración por dos razones: estas eran litigiosas y la Administración Pública Nacional, desde el dictado de las medidas cuestionadas por la concursada, negó siempre su procedencia", explicó Aguad, para quien este caso es una cuestión comercial y no penal.

"Además, y entre otras mejoras, teniendo en cuenta las propuestas originarias de Correo Argentino SA se obtuvo: (i) El compromiso de la concursada de abonar su deuda en efectivo, y no en una hipotética compensación de créditos y débitos; (ii) Reduce el número de anualidades, de lo originariamente propuesto -26 anualidades– a 15 anualidades; 24 (iii) De un período de gracia de 5 años, logra una oferta de pago que sólo implica una espera de un ejercicio desde la homologación de la propuesta concordataria; (iv) Se logra una tasa del 7% anual sobre saldos deudores. (v) Se redujo en 8 años el pago del 100% del crédito verificado. (vi) El acuerdo se realiza en el marco de una audiencia pública, de máxima transparencia, con la presencia de dos camaristas y de funcionarios públicos como los síndicos controlantes, síndicos verificantes y síndicos generales. Todos los síndicos de modo expreso consideraron especialmente las bondades del acuerdo y prestaron su conformidad al mismo", escribió el Ministro.

Temas