Atraparon a tres viudas negras que se robaron hasta la comida de sus víctimas

28 de marzo de 2019

La policía descubrió que habían sedado a los hombres con clonazepam. La esposa de uno de ellos lo encontró tirado en el piso de su casa.

La policía de Neuquén arresto a tres mujeres acusadas de drogar y robar a dos hombres con la modalidad "viuda negra" en la que los embaucaron vía Whatsapp y luego se llevaron hasta su perfume o su comida.

El primero de los casos se registró el 18 de marzo, cuando un hombre de 51 años fue invitado a una cita con una de las mujeres en una casa del Barrio Rincón del Valle, en Neuquén, informó el sitio LMN.

La "viuda negra" sedó a su víctima con una dosis alta de clonazepam y cuando el hombre colapsó en el suelo ella llamó a sus cómplices para golpearlo.

Le robaron la billetera con los documentos y tres mil pesos, además del celular y hasta un perfume que tenía en la camioneta. Luego fue abandonado por los delincuentes en un descampado, donde despertó dolorido y desorientado.

Para cuando el hombre hizo la denuncia en la Comisaría 21 de Neuquén, las viudas negras ya había captado a otra víctima, un señor de 59 años que invitó a su casa a una de ellas ese mismo 19 de marzo.

En el caso de la víctima de 59 años, la ausencia de su esposa fue el momento perfecto para invitar a una de las mujeres. Pero la aventura terminó mal para el Indiana Jones neuquino: lo sedaron y le desvalijaron la casa.

La esposa del hombre lo encontró tirado en el piso de su casa, aún mareado, soñoliento y desconcertado. La mujer se encontró además con que su hogar había sido saqueado: se llevaron alimentos y artículos de limpieza, además del reloj y el anillo de su marido.

Ambos casos quedaron en manos del fiscal Horacio Maitini, que descubrió que estaban conectados. La banda de las viudas negras estaría liderada por una mujer llamada Mariel, de 44 años, y dos sus secuaces fueron identificadas como Yesica, de 29 y Claudia, de 26.

Las mujeres se encargaban de conocer a sus víctimas en la calle, intercambiaban números de celular y luego concertaban una cita vía WhatsApp. La policía allanó la casa que compartían y se descubrió las pastillas y gotas de clonazepam así como también la comida que habían robado.

Temas