-

-

El Parlamento británico rechazó un tercer acuerdo para un Brexit "ordenado"

29 de marzo de 2019

La primera ministro Theresa May insistió con que buscará una salida "ordenada" de la Unión Europea y calificó de "grave" el resultado de la votación.

El Parlamento del Reino Unido rechazó por tercera vez el acuerdo de retirada de la Unión Europea (UE) presentado por Theresa May en una votación realizada este viernes en la Cámara de los Comunes.

Tras la primera derrota devastadora en marzo y otra en marzo, la propuesta de la primera ministra recibió más adhesiones pero faltaron 58 votos. La fecha original para el Brexit era este viernes, 29 de marzo, pero May logró que la UE extendiera el plazo hasta el 12 de abril.

El resultado de este viernes -de 344 votos negativos contra 286 positivos- deja en la incertidumbre la fecha y los términos en que ocurrirá el Brexit.

Apenas se conoció el resultado de la votación, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, convocó a una cumbre el 10 de abril para que los líderes del bloque discutan los pasos a seguir.

Las opciones son cada vez más acotadas: o se da marcha atrás con el Brexit, o se busca una nueva prórroga, o el país se enfrenta a salir del bloque sin un acuerdo, lo que tendría efectos económicos muy perjudiciales tanto para el Reino Unido como para la UE.

Pero el tercer rechazo al acuerdo del Brexit cerró la puerta a la posibilidad de una prórroga hasta el 22 de mayo, la primera opción de las concedidas por el Consejo Europeo la semana pasada que solo se habría activado si los diputados británicos hubieran dado su apoyo al acuerdo.

"Esperamos que el Reino Unido nos indique cómo continuar con esto antes de la cumbre, para que el Consejo Europeo tenga tiempo de considerarlo", expresaron desde la UE en un comunicado.

Un vocero del Consejo Europeo resaltó que el bloque "se ha estado preparando para esto desde diciembre de 2017" y que ahora la UE está "totalmente lista para una retirada sin acuerdo en la medianoche del 12 de abril".

El Parlamento británico votará el lunes una serie de mociones en un intento de diseñar una nueva estrategia consensuada entre todas las fuerzas políticas y no negociada unilateralmente entre el Gobierno y la UE.

Tras su tercera derrota, May, del Partido Conservador, dijo que seguirá luchando por un "Brexit ordenado" y calificó de "grave" el rechazo en el Parlamento.

Por su parte, el líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, respondió que May debe cambiar su acuerdo del Brexit o renunciar, y agregó que el Parlamento tendrá el lunes la oportunidad de acordar "un mejor acuerdo para el futuro".

Un total de 34 legisladores conservadores se rebelaron contra May y votaron contra el pacto mientras que cinco diputados laboristas ignoraron a Corbyn y apoyaron el acuerdo.