-

Una mujer de 61 años dio a luz a su propia nieta

29 de marzo de 2019

Los médicos no estaban del todo convencidos de que ella pudiera llevar adelante un embarazo, pero la bebé nació sin complicaciones.

Matthew Eledge, de 32 años, y Elliot Dougherty, de 29, se convirtieron en padres por primera vez este lunes con la llegada de su hija Uma, que nació gracias a un vientre subrogante.

La gestante, en este caso, fue la abuela de la nena, que tiene 61 años.

Cecile Eledge, la madre de Matthew, se ofreció para gestar al bebé de su hijo y su yerno. "Lo haría sin pensarlo", pero nada garantizaba que el cuerpo posmenopausico de la mujer pudiera soportar un embarazo.

sin embargo, Cecile sorprendió a todos, desde a su hijo y yerno hasta a los médicos de Salud Reproductiva del Hospital de Metodista de Mujeres de Omaha, en Nebraska, Estados Unidos.

madre subrogante 4.jpg

Los médicos le hicieron un pap, una mamografía, un análisis de sangre completo, colesterol incluido, y un test para ver su nivel de estrés. "Tiene 61 años y su presión arterial es más baja que la de todos nosotros", convino Matthew sobre su madre.

Uma nació gracias al óvulo de la hermana de Elliot, Lea, que tenía 25 años al momento de la donación y estaba embarazada de su segundo hijo.

"Yo ya les había dicho que haría lo que pudiera. Cuando me hablaron en serio no lo dudé, aunque claro quen lo tenía que hablar con mi marido, que estaba abierto a la idea", explicó la flamante tía.

madre subrogante 2.jpg

Tras ser fertilizado con esperma de Matthew, el embrión fue implantado dos años más tarde en el cuerpo de Cecile. La beba nació por parto natural el 25 de marzo pasado, con un peso de 2,6 kilos.

La pareja todavía tiene dos más "en hielo" por si acaso quieren expandir la familia en el futuro.

madre subrogante 3.jpg

Temas