-

Habló el dueño de la casa tras el derrumbe: "El arquitecto me dijo que estaba todo controlado"

02 de abril de 2019

Fermín es el dueño de la casa en la que vivía el joven de 32 años que murió. "No tuvieron cuidado con lo que estaban haciendo", dijo en declaraciones a la prensa.

El dueño de la casa que se derrumbó este lunes por la tarde aseguró que la última vez que habló con el arquitecto de la obra lindera le dijo que estaba "todo bajo control".

"Yo sabía por los vecinos que me estaban diciendo que se movía todo y estaban preocupados", dijo Fermín, dueño de la vivienda en declaraciones a los medios.

"Me dijo que estaba todo bien a mi me pareció raro que no hicieran el apuntalamiento correspondiente pero confié", explicó.

La obra había sido inspeccionada el 25 de marzo y estaba prevista una nueva visita para constatar si se había cumplido con la tareas a las que se los intimaba el próximo miércoles.

Sin embargo,no hubo tiempo. El edificio lindero a la obra cedió y se derrumbó. Como consecuencia de ello un hombre de 32 años murió y otras 8 personas resultaron heridas.

Embed

Según informó el gobierno porteño la obra se encontraba debidamente registrada, cuenta con seguro y director de obra.

Acerca de la denuncia formulada el 4 de febrero pasado por la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) por irregularidades, la Ciudad informó que personal de la Dirección General de Protección del Trabajo porteño se presentó al día siguiente en la obra y no pudo constatar irregularidad alguna.

El 14 de marzo se constataron irregularidades como falta de jabalina por acopio de materiales; falta de tapa externa en tablero; falta de barandas hacia cinco pozos; falta de entibado y tablestacado, entre otros. Se intimó a la empresa construtora a adecuar estas falencias con plazo límite el 21 de marzo pasado. Sin embargo, advirtió la Ciudad, estos últimos factores no tuvieron incidencia alguna en el trágico derrumbe.

Temas