Un escalador subió y bajó del cerro Fitz Roy sin protección

04 de abril de 2019

Se trata del rescatista Jim Reynolds, de 25 años, que pasó tres meses en El Chaltén planeando la hazaña.

Jim Reynolds es un escalador y rescatista que, con 25 años, acaba de realizar una de las hazañas más importantes: subió y bajó sin cuerdas ni clavos durante los últimos 1.500 metros hasta la cima del cerro Fitz Roy.

El hito ocurrió el pasado jueves 21 en la vía conocida como Afanassieff, ubicada en la pared noroeste, de 3405 metros.

Reynolds trabaja como rescatista en el Parque Nacional Yosemite, en Estados Unidos, y estuvo durante tres meses en El Chaltén. Allí estudió sus posibles escaladas y colaboró con los rescates de escaladores. Antes de esta hazaña, había escalado con la misma técnica dos rutas más sobre las agujas Rafael Juárez y Saint-Exupéry.

"Lo que hizo es muy novedoso. No tiene precedentes. Sin dudas es una provocación ética deportiva que intenta generar una discusión en el mundo de la escalada", declaró el escalador argentino de clase mundial Rolo Garibotti.

La travesía duró 15.25 horas y durante el ascenso se rompió la pantalla, de modo que debió apelar a su memoria y a las marcas que hizo con tiza para ayudarse en el descenso.

Reynolds armó su campamento en el inicio de la vía de escalada, en una terraza de piedra a 1.900 metros de altura. Allí dejó su equipo y a las 9 de la mañana se lanzó con una bolsa de magnesio para las manos, un litro y medio de agua y unas barritas de cereales.

Con Garibotti se conocieron al día siguiente del descenso: "Es una buena persona, un chico balanceado e inteligente, no es un loco. Tiene una mirada filosófica sobre la ascensión, una mirada romántica que incluye un gran nivel de riesgo".

Temas